Menu Big Bang! News
Bailando 2016 Cumbia y carisma

Camino a la final: El Polaco y sus mejores momentos en Showmatch

A pesar de que lo suyo es la música y no le tenían mucha fe a la hora del baile, el cantante ya está en la final. El apoyo de la gente, la verdadera "llave del éxito". 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Abandonó el micrófono para ponerse los zapatos de baile. Ezequiel Cwirkaluk, conocido popularmente como "El Polaco", pasó de ser ídolo en el ambiente tropical a ser amado por todo el mundo. A pesar de que ya era conocido por su música, este año decidió entrar al Bailando por un Sueño y, sin dudas, fue lo mejor que le pudo pasar: el miércoles por la noche le ganó la semifinal a Fede Bal y se clasificó a la final que se disputará el lunes que viene.

El Polaco, la gran revelación del Bailando por un Sueño.

Tras una infancia complicada, Ezequiel logró superar los problemas y se dedicó a hacer lo que más le gustaba: tocar música. Cuando tenía sólo cinco años, tuvo que ver cómo su padre perdía su fábrica de aberturas y entraba en una profunda depresión. 

"Hasta mis cinco años estuvimos bien, pero después mi papá perdió todo, nos quedó sólo la casa y él estuvo internado. Mi vieja nos tuvo que bancar con 150 pesos que cobraba de un plan. Vivíamos del trueque y de vender lo que teníamos. Pero empezó un infierno en mi hogar y crecí de golpe", contó "El Polaco" en diálogo con la Revista Pronto.

Pero el cantante decidió no abandonar sus sueños y, a pesar de todo lo que estaba viviendo, se esforzó y salió adelante: "Seguí estudiando, pero no teníamos un mango, a mis diez años mis padres se separaron. Mi mamá estaba desbordada tratando de mantenernos, porque con 40 años y sin el colegio, no es fácil conseguir trabajo. Por eso a los 13 me interné en un centro de rehabilitación en Córdoba para que mi mamá no se tuviera que ocupar de mí. No tenía adicciones, pero no quería molestar en mi casa".

Tras estar seis meses internado, salió y empezó a hacer lo que realmente le salvó la vida. "De un día para el otro empecé a cantar y a los 17 firmé mi primer contrato y desde entonces no paré. Siento que Dios me ayudó", finalizó en diálogo con la revista.

Como sacrificarse, pelearla desde abajo y superarse es lo que más sabe hacer, "El Polaco" aprendió a tocar el bajo, la guitarra y la batería y, sin darse cuenta de lo que estaba generando, empezó a llenar los boliches y a vender millones de discos. De esta manera se transformó en el cantante tropical más importante de la actualidad.

El Polaco junto a su compañera de baile Barby Silenzi.

Pero su desafío no terminó ahí. Fiel a su estilo, se puso una nueva meta, y la cumplió muy bien: a pesar de que lo suyo es la música, este año firmó contrato con Ideas del Sur y se animó a mostrar sus dotes de baile en la pista de Showmatch

Aunque al principio le tenía temor a este desafío, el cantante se adaptó muy bien y el miércoles por la noche logró algo impensado: tras llegar a las semifinales contra el último campeón del certamen, bailó cuatro ritmos con su compañera Barby Silenzi y ganó el duelo telefónico: "El Polaco" se quedó con el 50,24 por ciento.

 

 

Pero el ex de Karina "La Princesita" no sólo logró llegar a la final del lunes que viene. También consiguió algo que no es fácil en los pasillos de Ideas: se hizo querer por todos. Sus compañeros, el jurado y hasta el propio Marcelo Tinelli siempre dicen que "'El Polaco' es "una gran persona".

Y su bondad traspasó la pantalla. Antes de llegar a esta instancia final, el cantante tropical estuvo 12 veces sentenciado. En  tres ocasiones fue al teléfono y, realmente, arrasó. Además, anoche le ganó al último campeón, que tiene fanáticos en todas partes de América del Sur.

Su camino a la final no fue fácil: Quedó sentenciado y fue al teléfono contra Carla Conte en la gala de "Cha Cha Chá con Famosos". El cantante le ganó a la conductora televisiva con el 68,91 por ciento.

Luego, quedó nominado en el Pop Latino ante Charlotte Caniggia, otra de las revelaciones del 2016. A pesar de que este duelo telefónico sí que era difícil, el cantante superó a la mediática con el 50,88 por ciento y siguió en carrera hacia la semifinal.

El martes por la noche bailó Música Country y volvió a ir al teléfono. Esta vez contra Nicole Neumann, quien el lunes le ganó el duelo telefónico a Ángelita Torres. El ex de "La Princesita" se clasificó a la semifinal gracias a que el 58.12 por ciento de la gente llamó para que se quede en el programa.

La otra semifinal

La segunda semifinal se disputará el viernes 16 de diciembre ya que el jueves El Trece transmite la final de la Copa Argentina entre River y Central. El viernes se enfrentarán Pedro Alfonso y Flor Vigna ante María del Cerro Nicolás Villalba.

Las cuatro parejas finalistas del Bailando por un Sueño.

La final se disputará el lunes 19 de diciembre. "El Polaco" espera por Peter o Mery. De esta manera se conocerá al gran y, posiblemente, último campeón de la historia del Bailando por un Sueño.