Menu Big Bang! News
Comunidad

Contraseñas. Difíciles de adivinar pero fáciles de recordar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Para el mail, las redes sociales, la cuenta bancaria, las suscripciones on line, la tarjeta de crédito… todos los días y a toda hora utilizamos contraseñas.

Necesitamos resguardar la información y los datos que almacenamos de manera fiable, pero al mismo tiempo es indispensable que las claves sean fáciles de recordar.

Los códigos de acceso son más seguros cuando se combinan números y letras, mayúsculas y minúsculas.

También es aconsejable que las palabras utilizadas no estén asociadas a gustos personales, familiares o fechas (cumpleaños, aniversarios, etc.).

Pero, ¿Cómo hacer para establecer passwords seguras y de manera sencilla?

El secreto está en que resulten difíciles de adivinar pero fáciles de recordar.

Por ejemplo, una idea sencilla, es elegir una frase y armar una contraseña a partir de las primeras letras  de la misma. Así, con “Me Gusta La Vecina De Enfrente” sería mglvde.

Hay que recordar que es mejor combinar números y mayúsculas, por lo que con “River Campeón De La Copa Libertadores 2015” quedaría rcdlcl2015 y, para darle mayor seguridad, podemos poner la R en mayúscula: Rcdlcl2015.

Es muy importante no utilizar la misma clave de acceso para todos los servicios, ya que si te roban o hackean la password de uno tendrán acceso al resto y, además, te resultará mucho más difícil recuperarlas ya que siempre están asociadas al mail.

Una manera sencilla de tener diferentes códigos de acceso pero de recordarlos rápidamente es tomar una base y realizar pequeñas variantes, tales como la posición de una mayúscula o un número. Se puede usar una palabra, tal como alpargata y colocar la G mayúscula para Gmail (alparGata), la T para Twitter (alpargaTa), etc.

Otra opción es cambiar las vocales de una palabra por números. Usualmente se cambia la letra E por el número 3 (ya que es similar a una E al revés). Tomando la palabra esperanza quedaría 3sp3ranza.

A despertar tu creatividad y a dormir tranquilo!