Menu Big Bang! News
Comunidad

Me llamo como quiero. Nombres 2.0

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

De un tiempo a esta parte es común escuchar en el trabajo o en grupos de amigos un nuevo tipo de sobrenombres.

O, mejor dicho, descubrimos la receta para nominarnos como más nos gusta. ¿Acaso quién no soñó en la infancia con llamarse de otra forma?

De manera natural, se ha empezado a utilizar el nombre de usuario del mail o el de Twitter, tanto para dialogar directamente con alguien como para mencionarlo por una charla de WhatsApp.

Todos responden ante un “malvarez”, “jperez”, “porotito583”, etc.

Pensándolo bien, muchas veces ante la escasa creatividad de los padres a la hora de elegir el nombre para sus bebés o, peor aún, ante el exceso de creatividad (Frutilla, Gohan, Hiel, Liron o Púrpura, por mencionar algunos de los últimos tiempos), estos apodos son una buena alternativa.

La generación 2.0 cada vez más presente.