Menu Big Bang! News
Comunidad

Recortar el consumo de azúcar mejora la salud infantil en 10 días

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa
  • Se trata de una estrategia simple que reduce la presión arterial, el colesterol malo y la glucosa en sangre.

Un estudio realizado por científicos norteamericanos y financiado por los National Institutes of Health comprobó que los niños obesos que recortan su ingesta de azúcar observan mejorías en su presión arterial, niveles de colesterol, de glucosa y de insulina en solo diez días. Es decir, mejoran notablemente su salud metabólica.

Los investigadores querían dilucidar si es el azúcar por sí misma o si es el sobrepeso derivado del consumo de bebidas y otros alimentos azucarados lo que contribuía a dañar la salud de los niños.

Para averiguarlo, los científicos retiraron de la dieta de un grupo de niños con algún síntoma de síndrome metabólico (hipertensión arterial, glucosa elevada, colesterol alto o exceso de grasa abdominal) todos los alimentos con azúcar añadida y los reemplazaron con otros tipos de carbohidratos para que los niños no bajaran de peso y la cantidad de calorías que consumieran fuera la misma que siempre.

El azúcar añadida se refiere a todos aquellos productos que son endulzados durante su proceso de elaboración.

Los participantes del estudio sí consumieron azúcar presente naturalmente en productos tales como frutas y verduras.

Luego de 10 días, los niños mostraron mejorías muy significativas, a pesar de haber perdido muy poco peso o haber mantenido el mismo peso.

El autor principal del estudio, Robert Lustig, subrayó que estos hallazgos demuestran nuevamente queno todas las calorías son iguales y sugirió que las provenientes del azúcar son especialmente propensas a contribuir con la diabetes tipo 2 y otras enfermedades metabólicas.

En promedio, los niños mostraron después de 10 días de haber retirado el azúcar de su dieta, un descenso de sus niveles de colesterol LDL (colesterol malo) de 10 puntos. Sus triglicéridos bajaron 33 puntos. Y los niveles de glucosa en ayunas y de insulina también mejoraron. Por consiguiente, se disminuyó el riesgo de que estos niños padecieran diabetes tipo 2 y otras enfermedades, incluidas las cardiovasculares.

Según apuntaron, en la actualidad se recomienda limitar la ingesta de azúcar añadida a no más del 10 por ciento de las calorías diarias.

Asimismo, recordaron que la principal fuente de consumo de azúcar entre los niños hoy en día son las bebidas azucaradas (gaseosas, aguas saborizadas y jugos artificiales), por lo que suprimir su consumo podría tener un fuerte impacto positivo sobre la salud de los más pequeños, en especial aquellos que padecen sobrepeso u obesidad.