Menu Big Bang! News
Deportes Eliminatorias

Se suspendió Argentina-Brasil; pasa para mañana a las 21

La lluvia torrencial dificulta el normal desarrollo de un partido de fútbol, y el campo de juego del estadio de River va desmejorando con el correr de los minutos y la caída del agua. El encargado de decidir será el árbitro paraguayo Antonio Arias. El comienzo de partido debe ser a las 21. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Debido al fuerte temporal, se suspendió el Argentina-Brasil correspondiente a la tercera fecha de Eliminatorias sudamericanas. El campo de juego del Monumental va desmejorando cada vez más. A las 19.50, cuando aún resta 1.10 horas para el comienzo del partido, ya es imposible imaginar que puede haber fútbol en un campo de juego tan maltratado por el clima. 

Así luce el césped del estadio de River. Cada vez más complicado.

A las 18 el césped estaba impecable: parecía un billar. Una hora más tarde ya se vislumbran grandes charcos de agua. Dos horas más tarde es directamente un terreno inundado. El comienzo del partido debía ser a las 21, pero se pasó para mañana viernes a las 20.

El campo de juego del Monumental ya muestra charcos de agua. 

El encargado de tomar la decisión final acerca de suspender o jugar el cotejo fue el árbitro paraguayo Antonio Arias, con respaldo de la Conmebol., que dispuso la reprogramación.  El Servicio Meteorológico promete más lluvias para el resto de la tarde-noche, y aún restan dos horas para el comienzo del partido. 

La lluvia no amaina, y el encargado de decidir es el árbitro Antonio Arias.