Menu Big Bang! News
Dinero Números del primer trimestre

Autos para abajo: cayó 17% la venta de modelos nuevos

Según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) el primer trimestre fue malo. Pero si se comparan mayo contra abril de este año, las ventas de 0 KM subieron un 17%. El Gobierno aún no prorrogó la vigencia del polémico impuesto interno para el sector.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que los patentamientos de vehículos 0 km, cayeron 17% durante el primer semestre, en comparación contra igual período de 2014. 

"En ese período se patentaron 315.514 unidades, un descenso del 17% en la comparación contra el acumulado del año pasado en el que se habían patentados 382.700 vehículos hasta esta fecha", aseguraron en la entidad que nucléa a los concesionarios. En tanto, el número de vehículos patentados durante junio pasado, ascendió a 56.315 vehículos, lo que muestra un crecimiento del 5,6% en la comparación contra el mismo mes de 2014, en el que se habían patentado 53.334 unidades. 

Si la comparación es con mayo de este año, el crecimiento trepa al 17% ya que el mes pasado se habían patentado 47.995 vehículos.

El presidente de ACARA, Abel Bomrad, sostuvo que "este crecimiento en la comparación interanual del 5,6% está dentro de las expectativas que teníamos para este mes de junio.
La baja en la venta de automóviles se hizo más ostensible a partir de la vigencia del aumento de los impuestos internos que rige para las unidades de alta gama.

El gobierno anunció que se iba a prorrogar la vigencia de este tributo que venció ayer pero aun no la hizo efectiva, lo que abre una impasse en las operaciones que deben concretar los concesionarios. Las terminales reclamaron la derogación de este tributo ya que ha incrementado no sólo el precio de las unidades denominadas de alta gama sino también a los modelos más económicos, y dicen que acumulan deudas con sus casas matrices por unos US$ 2.500 millones que el gobierno se comprometió a liberar.