Menu Big Bang! News
Actualidad Testimonio desgarrador

Superman en primera persona: "Te hace creer que sos feliz, pero te aniquila"

Un joven que probó la pastilla cuenta su experiencia con la droga que habría causado la muerte de cinco jóvenes que asistieron a Time Warp.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Probé la Superman unas diez veces. Te tomás la pastilla y tenés que esperar unos 40 minutos. Ahí se te viene todo. Se te dilatan las pupilas, el corazón te empieza a latir con fuerza y quedás en estado de euforia. Se te seca la garganta y la sed es insoportable. No te queda otra que bailar y divertirte. Es común que al final de las fiestas veas que muchos se abrazan y lloran porque la pasti te hace sentir sensible. Cuando volvés a tu casa, tratás de dormirte y es imposible. Sentís que seguís en el boliche adentro de la cabeza. Escuchás el 'pum, pum, pum' todo el tiempo. Al otro día te querés morir del dolor de cabeza y del bajón".

El que habla es un joven de 26 años que suele ir a fiestas electrónicas. Aceptó contar su experiencia con la condición de que no se publique su nombre. El sábado iba a ir al Time Warp de Costa Salguero, donde cinco jóvenes murieron intoxicados, pero a último momento decidió quedarse en su casa. "Cuando vi por la televisión que los chicos habían muerto por consumir Superman, me sentí muy mal", confiesa.

El sábado cinco jóvenes murieron después de tomar la pastilla.

El joven asegura que la tragedia en la fiesta electrónica lo hizo recapacitar. El sábado pensaba ir a ver al DJ Dash Berlin en Punta Carrasco, pero con sus amigos pensaron que lo mejor era hacer otro plan. "Con todo esto nos juntamos a hablar y decidimos que vamos a parar. No queremos terminar en un hospital", confiesa. 

"No queremos terminar en un hospital

"Es una droga traicionera, como la mayoría de las drogas. Te hace sentir feliz y sentimental. Pero es todo mentira, porque te aniquila. Cuando se te va el efecto, se te viene el mundo abajo", dice el joven. 

Yo probé Superman

  • "Me enteré que la Superman que vendieron en el Time Warp era trucha. Con esto no quiero decir que la que tomo yo hace bien, pero la que intoxicó a esos chicos era una porquería. Era de color media rojita. La compramos a 400 pesos y el efecto tardó 45 minutos, como si fuera una aspirina".
  • "La que compramos con mis amigos viene de los Estados Unidos, donde está de moda. En Salguero vendían la pastilla a 200 pesos, nosotros la compramos al doble".
  • "En los foros y en las redes sociales ya se sabía que había dando vueltas una pastilla que hacía mucho daño. Nosotros nunca compramos en los boliches o en los predios".
  • "La que tomé yo era rojita, las malas son color cremita".
  • "Es muy común ver a los transas ofreciendo pastillas como si fueran vendedores ambulantes. 'Tengo rola, tengo keta, tengo éxtasis', así te dicen. Hay otras pastillas que se llaman luna, cuatro corazones o amor. A veces veo a los dealers contando mucha plata en un rincón".  
La pastilla se vende a 400 pesos, pero en Time Warp, según las denuncias, se la ofrecía a mitad de precio.
  • "A veces hacen promos. Te dan dos pastillas por 700 pesos".
  • "Hay gente que toma una pastilla seguida de la otra porque cree que no le hace efecto, pero hay que esperar unos 40 minutos".
  • "La pastilla te puede pegar mal, muy para abajo. Cuando la tomo, me pongo en movimiento para no caer. Bailo, salto, me río. Todo eso dura unas dos horas".
  •  "Hay amigos que la mezclan con merca y alcohol, eso es un peligro. Yo tomo agua".
  • "Generalmente tomo una. Pero cuando se me va el efecto y me siento muy cansado, tomo otra y vuelvo al mentiroso estado de euforia".
  • "No es una droga muy flashera como la pepa. No tenés alucinaciones, ni te olvidás de todo. Al menos es lo que me pasa a mí".
"Al final muchos nos abrazamos y lloramos, la pastilla te hace sentir sensible", dice el joven.
  • "Al otro día me acuerdo de todo, pero se me parte la cabeza y me tiembla la mandíbula. Es raro ir a ese tipo de fiestas y no drogarse".
  • "Además de tener ganas de bailar, te da una falsa sensibilidad. Sentís que querés a todo el mundo". 
  • "Cuando llego a casa me da vueltas la cabeza. Es imposible dormir. Escucho que sigue la música, escucho voces. Por eso me fumo un faso para bajar".
  • "Mis viejos no saben que probé esa pastilla, pero cuando pasó todo esto, mi vieja me preguntó qué era lo que hacía en esas fiestas. Le dije que bailaba y me divertía con amigos".
  • "La droga te hace sentir sensible. Ves a muchas chicas llorando y chicos abrazados. A mí me pasa que suelo decirles a mis amigos cosas que nunca le dije. Sentís paz y amor, pero es todo falso".