Menu Big Bang! News
Show Gran Hermano ficcionado

De novela: Marian quiere otro hombre para darle celos a Brian

La rubia y el morocho se pelean y luego se reconcilian en la cama. Ahora Marian, para ponerle pimienta al juego, pidió que ingrese un participante varón para darle celos a Brian. Mirá el video.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Fueron considerados como la dama y el vagabundo pero se fueron convirtiendo en una típica pareja que necesita tener terceros en discordia para mantener encendida la mecha del amor. 

A puro besos y mimos sin disimulo.

Los dichos de Marian hace sospechar a los fans de la parejas que la chica country está jugando más que ninguno dentro de la casa, sin importarle los sentimientos de su novio, Brian. Mirá el video:

 

Desde el día que comenzó Gran Hermano, se remarcó a los participantes que “todo” era un juego, aunque con el pasar del tiempo los chicos dejaron fluir sus sentimientos y así fue que surgió la relación de Marian y Brian. Luego apareció Angie y pese a los celos y discusiones, la pareja siguió más unida que nunca.

Lo cierto es que parece que la rubia, nunca dejó de pensar que todo es un gran show y pidió a la producción que por favor hagan ingresar a uno hombre a la casa para poder darle celos a su actual novio.

Lo llamativo es que pese a que la demostración de interés uno por el otro es evidente. Pero no pueden estar demasiados días bien, sin pelear, y como reconciliación siempre terminan “bajo las sábanas”. 

 

Momentos de los tórtolos

Entre juegos y cargadas Brian se acercó a Marian y así empezó el amor. Ahora no se ocultan y luchan por su amor contra los prejuicios que saben que deberán enfrentar cuando salgan de la casa. ¿Seguirá el amor sin del aislamiento?

 
 
La pasión y el desenfreno de los jóvenes es motivado por las cámaras. En distinta charlas, ambos admitieron que “tiene algo divertido” saber que te están viendo.
 
 
Brian le asegura a Marian que cuando salga de la casa irá por ella. Y le dedica un mensaje especial a sus suegros. “No me hagan bulling”, les rogó.