Menu Big Bang! News
Del encierro al furor de la gente: cómo es la vida después de GH

Show El reality de la gente

Del encierro al furor de la gente: cómo es la vida después de GH

Los participantes salen de la casa y se enfrentan a una vida nueva: el cariño de la gente y la posibilidad de hacer una carrera en los medios.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Muchos participantes de Gran Hermano 2015 esperan salir del reality con el deseo de sentir el cariño del público y comenzar una carrera en los medios. No es el caso de Nicolás, el boxeador, que comenzó una relación con Maypi adentro de la casa y decidió abandonar el programa por voluntad propia para afianzar su relación. Fuera de la casa se siente confundido, aunque aprovecha el afecto del público y siente que su paso por la casa será inolvidable.

El furor del reality se mide con el pedido de las selfies con los “ex hermanitos”.

“Este es un mundo nuevo para mí. Vengo de lejos y nunca estuve en los medios. En los últimos días todo el tiempo me mareo y me dan ganas de vomitar y cosas así cuando se me acerca la gente. Sé que lo hacen de buena onda pero tanta masividad me está chocando mucho”, expresó en el programa Desayuno Americano.

En la esquina del canal América los fanáticos los esperan para pedirles autógrafos.

BigBang dialogó con Romina, Fernando y Brian sobre el tema y los tres coincidieron que “la llevan bien”. “Estoy sorprendida, no esperé que nos reconozcan tanto”, dice Romina.

Fernando se suma y dice. “Pensé que iba a estar todo más polarizado y la gente nos brinda mucho cariño y me dice que debería haber ganado. Pero reconozco errores en mi juego”. 

En el caso de Brian sin dudas es el que más fanatismo genera. Además por sus presentaciones en boliches y bailantas, el ex de Marian es el que más pedidos de autógrafos recibe. “Brian te amo”, le gritan las adolescentes por la calle y ninguna deja de abrazarlo y besarlo. 


Como si fuera poco, los ex hermanitos se animan a hablar de su futuro y apostar quién será el ganador. 
 

Brian recibe piropos de las adolescentes.