Menu Big Bang! News
Show Después de GH

Flor Zaccanti, entre sus conquistas y el "enigma del balcón hot"

Dentro de la casa de GH les dedicó un strip tease a los varones y después tuvo un trío. Afuera fue grabada a puro mimo en un balcón. Cómo es la vida de la “hermanita” más deseada.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Como aquellos juegos de niños, Florencia Zaccanti parece estar incursionando en el “Yo con todas, yo con vos, yo por arriba, yo por abajo”. La joven ,que acaba de consagrarse como mediática al pasar una temporada en la casa de Gran Hermano, salió y arrasa con todo. O al menos eso nos quiere hacer creer. La voluptuosa hija del recordado y aguerrido Cosme -marcador central de Racing en los ochenta- fue grabada en un balcón a puro mimo con un hombre. Las malas lenguas dijeron que ese varón que la cortejaba ante la llamativa lente de una cámara era el defensor de Racing, Iván Pillud, pero él lo desmintió con ahínco.

Esta mañana, Zaccanti estuvo como invitada en “Desayuno Americano”, el programa que conduce Pamela David. Allí, ella también  negó que ese muchacho fuera el lateral derecho de la Academia. La conductora, por su parte, le tiró de la lengua y le insistió con que tenía el dato de que entre los jovencitos habían sucedido “cosas”. Y ella, no muy ducha en el idioma castellano, ratificó: “Salimos unos pares de veces. Creo que Pillud está soltero, pero se me enojó. Beso. Metió un gol  después de tres años. Le traje suerte". La mediática vedette (?) es hija de futbolista, y como tal está al tanto del equipo de sus amores, donde el rubio Pillud juega y el domingo marcó el gol del transitorio empate académico contra San Lorenzo. 

La chica juega al histeriqueo masivo. Con Pillud, con Azzaro, con el NN del balcón o dentro de la casa. 

Y hablando de Racing, Pamela David le consultó cuál era su relación con el flamante sex symbol de la generosa tevé, el periodista Flavio Azzaro, quien surgió a la popularidad como periodista partidario de Racing y hoy es famoso a secas. La respuesta fue ambigua, para fomentar el perfil comehombres. “Creo que no le di unos besos... ¿Si tiene posibilidades? Somos los dos de Racing, así que…”