Menu Big Bang! News
Show Está en los genes

La otra Salazar: Camila, la hermana "cannábica" y polémica de Luli

Tiene 23 años, estudia psicología y sueña con trabajar en un penal. Se rebela al mandato “sensual” que impone su vínculo familiar y aclara: “No me gustan los hombres poderosos”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las explosivas curvas de Luciana Salazar esconden otra belleza del árbol familiar: Camila, la joven de 23 años que inició en Patito feo su carrera actoral, pero que dejó todo para estudiar psicología en la Universidad de Belgrano. A punto de recibirse, la morocha sorprende en las redes sociales con sugerentes fotos y alusiones cannábicas.

“Algunos me dicen que somos parecidas, pero yo no lo noto

 

Una sabe que va a ser una buena noche cuando tu ropa interior combina. Gracias @fglingerie por la linda lencería. �� amoamoamo los conjuntitos

Una foto publicada por Camila Salazar (@salazarcamille) el

“Mi hermana lo maneja bárbaro (la exposición), pero yo prefiero emborracharme con mis amigas. Siento que sería la humillación de mi familia

Aunque no es ajena al mundo del espectáculo, la hermanita de Luli prefiere mantener un “perfil bajo” y se diferencia cada vez que puede de la modelo. “Algunos me dicen que somos parecidas, pero yo no lo noto. Además, no me gusta la exposición”, declaró a los medios.

 

Una foto publicada por Camila Salazar (@salazarcamille) el

Y, aunque asegura querer alejarse de los escándalos, Camila no deja de generar polémica en Internet. Hace una semana, la Salazar universitaria le dio la bienvenida a la primavera con una foto en la que se podía ver un frasco con marihuana. “Llegó la primavera”, desafió.

 

Llegó la primavera

Una foto publicada por Camila Salazar (@salazarcamille) el

“Me encanta la actuación y la pasé muy bien en Patito. Pero si vuelvo, me gustaría que fuera con algo más tranquilo. No sé si me bancaría la atención sofocante de los medios. Mi hermana lo maneja bárbaro, pero yo prefiero emborracharme con mis amigas. Siento que sería la humillación de mi familia”, bromeó.

Aunque tuvo su “minuto de fama” con la serie infantil de Ideas del Sur, Camila regresó a los medios después de que Luciana publicara una foto en la que se podía apreciar su trabajada figura. “Cuando la vea, me mata”, reconoció la rubia en la descripción que acompañó a la foto twittera.

Con esta sensual postal, Luciana “presentó en sociedad” a su heredera mediática.

“De chiquita le pedía llorando a mi mamá que Luli no me pasara a buscar a mis clases de gimnasia porque eran tremendas las cosas que le gritaban en la calle

Al principio no me gustó nada, pero después me maté de risa. Mis amigos me gastaron diciéndome que ya iba a salir en las revistas diciendo: ‘No soy sólo una cola bonita’”, reconoció.

 

Jueves fresco

Una foto publicada por Camila Salazar (@salazarcamille) el

Crecer junto a Salazar, quien le lleva once años, no fue fácil. “Siempre fue sensual, no es un personaje que armó para la fama. Me acuerdo que de chiquita le pedía llorando a mi mamá que Luli no me pasara a buscar a mis clases de gimnasia porque eran tremendas las cosas que le gritaban en la calle”, confesó.