Menu Big Bang! News
Show Cambios

Mansión y protocolo: la nueva vida de Peterson y Lousteau en EEUU

La designación de Martín Lousteau como embajador argentino en Estados Unidos modificará por completo la vida de la actriz. La rubia vivirá entre ambos países para mantener su carrera, aunque se instalará junto a su hijo, Gaspar, en la residencia oficial ubicada en Dupong Circle, uno de los barrios más exclusivos de Washington. Mirá la mansión que la cobijará. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cambia, todo cambia. Carla Peterson se instalará junto a Martín Lousteau, el nuevo embajador en EEUU, en la impresionante mansión que oficia de embajada argentina y residencia oficial en Washington. El traslado a la capital estadounidense modificará por completo la agenda de la rubia quien, pese a no abandonar la actuación, deberá acompañar a su marido en las ceremonias protocolares.

“Nos vamos a mudar. Ahora me voy a encontrar con Martín y me va a contar lo que tengo que hacer

La pareja se casó en secreto en octubre de 2012 en Estados Unidos.

La nueva vida de Peterson comenzará después del 10 de diciembre, luego de la asunción de Mauricio Macri. Ya con la banda presidencial, el líder de Cambiemos oficializará la designación del ex candidato a jefe de Gobierno porteño y los Lousteau podrán preparar las valijas para trasladarse a la mansión de Dupong Circle, uno de los barrios más exclusivos y coquetos de la ciudad.

Nos vamos a mudar. Ahora me voy a encontrar con Martín y me va a contar lo que tengo que hacer”, precisó el miércoles por la noche durante la ceremonia de los premios Tato. “Igual, voy a venir a trabajar. En febrero estreno una película, así que me van a ver acá. No me voy a ir por tanto y él también me va a venir a visitar acá”, detalló.

Vista aérea de la residencia oficial y embajada argentina en Washington.

Con una rutina similar a la que aplicó su amiga Luisana Lopilato luego de casarse con Michael Bublé, Peterson continuará con su agenda laboral, aunque también deberá adaptarse a la nueva rutina de su marido. Habrá cenas de gala, participaciones culturales y un estricto protocolo de comportamiento a seguir.

El matrimonio se instalará en Estados Unidos junto a su pequeño hijo de dos años, Gaspar.

Consultada por Marley, anfitrión de la entrega de premios, la rubia bromeó sobre la posibilidad de recibir visitas en la mansión construida en 1906 por el congresista republicano George Franklin Huff: “Va a haber lugar para todos. Igual no hagamos papelones. Vos me vas a hacer lío y me vas a romper toda la casa”.

Remodelación millonaria

El Presupuesto 2016 prevé una gran remodelación para la embajada. La segunda etapa del plan, cotizada en 3.5 millones de dólares, tiene como objetivo “reformas de conservación estructural tales como instalaciones eléctricas, red de agua y desagües cloacales, sistema de calefacción, humedades de cimientos y reparación de techos”.

La mansión tiene prevista una remodelación por 3.5 millones de dólares.

Las obras, que todavía no comenzaron, encontrarán a Peterson recién mudada junto a su hijo de dos  años, Gaspar. Y, aunque las remodelaciones siempre son molestas, la propiedad las necesita, dado que no se realizan obras desde la década del 60.