Menu Big Bang! News
Gran Hermano Campeón y subcampeona

Ivana: "Luifa me vio mal y estuvo ahí para apoyarme"

Los ex participantes de GH ya no se ocultan. Luego de salir de la casa, los chicos exhiben su afecto ante las cámaras. Besos, abrazos y escenas de celos, la historia de amor menos esperada. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"Hermanitos" cariñosos. Ivana Icardi y Luifa Galesio salieron de la casa hace 8 días. A pesar de que al principio intentaron ocultar la fuerte atracción que se tienen, el miércoles por la noche todo se descontroló.

Luifa e Ivana, a los besos frente a las cámaras.

Los ex participantes de Gran Hermano estuvieron en "El Debate de GH" (América) y exhibieron el amor que se tienen.

Pero no fue fácil que los chicos demuestren sus sentimientos. Después de la gran final del reality, el campeón y la subcampeona aseguraron que sólo eran "amigos". Tras esa confesión, el futbolista admitió que le gustaba la hermana de Mauro Icardi, pero dijo que ella lo había rechazado.

A pesar de las idas y vueltas, una vez más ganó el amor. El cordobés, firme en su decisión de conquistar a Ivana Icardi, fue al programa conducido por Pamela David y confesó sus sentimientos.

La hermana del futbolista del Inter de Milán contó que el martes se sintió desbordada por la exposición mediática y que Luifa la ayudó a superar sus miedos: "Ayer Luifa me vio mal y estuvo ahí para apoyarme. Eso me gusta de él", reveló la joven.Tras las románticas palabras, los panelistas del debate pidieron que los chicos se den un beso, y ellos no tardaron en responder con acciones

"El tiembla, me da gracia porque cada vez que me toca tiembla. Creo que le doy miedo. Me gusta que me tenga un poco de miedo", confesó entre risas Ivana.

"Recién salimos de la casa, no quiero presionarla, con la charla de ayer entendí mas cosas. Si se da, será cuestión de tiempo", finalizó el cordobés.

Una historia de amor

La historia de amor entre Ivana y Luifa comenzó dentro de la casa. Los ex "hermanitos" se odiaban, tanto es así que siempre buscaban alguna situación para poder pelearse e insultarse.

Pero una noche de alcohol modificó la mala relación que tenían. El sábado 13 de agosto a la madrugada los chicos fueron al SUM, tomaron de más y terminaron a los besos.

A pesar de que culparon a las bebidas alcohólicas y que aseguraron que "nunca más" se iba a repetir, una semana después repitieron la acción: fueron al ático, se acurrucaron bajo las sábanas y calentaron la casa de Gran Hermano