Menu Big Bang! News
Femm

#ElStyleIconDeMinitah: Bo Derek (1956)

De cuerpo perfecto, trenzas cosidas en el cabello dorado, bronceado eternamente caribeño y pésima actriz, su estilo fue marca registrada en los intensos ochentas. Aquí repasamos a la potra de Bo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En 1959 la conocimos en 10, la Mujer Perfecta, dirigida por Blake Edwards y producida por John Derek, su marido. Nadie sabía muy bien de qué se trataba la película, pero todos hablaban de esa mujer increíble que salía corriendo del mar en cámara lenta, y no tenía un solo centímetro imperfecto en todo el cuerpo. Ni hablar del rostro.

Modelo en su adolescencia, en una audición conoció al productor John Derek, tres décadas mayor que ella, tras su divorcio de la archi-hermosa Ursula Andress. Como ella era menor, se mudaron México y en 1976, cuando alcanzó la mayoría de edad, se casaron en Estados Unidos. Todos decían que ella estaba con él por interés, pero lo cierto es que duraron hasta la muerte de él, en 1998.

Belleza perfecta, trenzas y cero en actuación.

Derek apostaba al atractivo físico de su mujer en las películas que produjo para ella, pero lo cierto es que Bo no era taaaaan divina. Mide un metro cincuenta y cinco y en aquel entonces pesaba 47 kilos. De ojos muy claros, rasgos perfectos, era más bien sosa. Nadie sabe dónde radicaba su arrollador éxito. Todas fueron corriendo a hacerse el famoso peinado de trencitas, trabajoso, extenso de realizar y que te dejaba el pelo a la miseria.

La rubia también tuvo premios, claro que sí, pero de los de la vereda opuesta: Le dieron un Raspberry, que se conoce como el anti-oscar, como peor actriz del siglo, por Tarzán, el hombre mono. Cuando se le mencionaba el galardón, respondía con un lacónico: "Siempre es un cumplido estar en una lista". Posó desnuda para Playboy y People, y la crítica la dejó en pedazos cuando decían que era para lo único que servía. En 2013, en EE.UU. estrenaron Sharknado, otra bizarreada olvidable que la sitúa huyendo (ésta vez sin las trencitas) de una invasión de tiburones hambrientos en medio de un tornado.

Así y todo, su peinado sobrevivió a cualquier embate y hoy revive de la mano de celebrities. Es de destacar que, durante la filmación de 10, La Mujer Perfecta, el mismo fue la peor pesadilla para la actriz y su equipo asesor. Dos horas llevaba a dos asistentes realizar el trenzado en todo el cabello. Para llegar al resultado final, se aplicaba una capa de goma blanca para mantener las hebras en su lugar. De ese modo, las trenzas soportaban el viento, el sol y el agua del mar sin mayores inconvenientes.

"Siempre es un cumplido estar en una lista", asegura Bo.

Hoy es un estilo revisitado por varias famosas: Kim Kardashian escogió las trenzas para la grabación de un video clip; Heidi Klum eligió ese mismo look para unas vacaciones en Bahamas. Christina Aguilera se lo apropió también, con algunas modificaciones, y pequeños detalles de color en tonos pastel.

Cómodo, versátil y un poco incómodo de cuidar, no a todas les queda bien. Probablemente Bo Derek no pasará a la historia del cine como actriz de talento, pero su nombre no se ha borrado de nuestra memoria y aparece de inmediato cada vez que vemos trenzas cosidas y muy, muy tirantes.