Menu Big Bang! News
Tendencias

Lo último: cómo ayudar y ayudarte en la era techie

Te presentamos una plataforma online que podrá socorrerte cuando se te cierren las puertas de un conflicto urgente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hay ejemplos realmente conmovedores para entender cómo funciona este movimiento que consiste en pedir ayuda cuando es necesario, y en ayudar a otros cuando la situación lo amerita. En cualquier momento, por ejemplo, un amigo tuyo te puede pedir que “firmes” una petición para que una obra social determinada cumpla con su obligación de cubrir los gastos de un paciente en tratamiento oncológico. Al hacerlo, quedás “en línea” con las peticiones de www.change.org, y podrás adherir -o no- a peticiones diversas. Es un sistema que logra cometidos muy importantes (sobre todo, ¡que nos animemos a pedir!). Cuando te surja un inconveniente de este o cualquier otro tipo, vas a poder hacer tu petición.

 

¡cada día se abren más de 80 pedidos! Change.org tiene más de 100 millones de usuarios en 196 países, y casi 16.000 victorias consagradas.

Cualquiera puede comenzar una moción de manera gratuita (personas, organizaciones de todo el mundo), y tanto quienes iniciaron el pedido como los firmantes la comparten con amigos, familiares o influyentes, y esto genera impacto. El pedido alcanza nuevas audiencias, a veces hasta cobertura mediática, y quienes deben tomar la decisión para solucionar el reclamo tienen la oportunidad de responder y participar.

Se declara la victoria cuando la solución está confirmada, y hay victorias todos los días alrededor de todo el mundo. En Argentina ya hay más de dos millones de usuarios, ¡y cada día se abren más de 80 pedidos! Change.org tiene más de 100 millones de usuarios en 196 países, y casi 16.000 victorias consagradas.

Es primordial que entendamos que nuestra voz importa, por eso la firma. Lo triste y genial de todo esto es que gracias al sitio y al impacto que generan las redes sociales y los medios, los casos se resuelven favorablemente. Hay muchísimas peticiones: por salud, por leyes, por casos de femicidio, por chicos que sufren bullying, por trabajadores que no reciben su salario…  infinidad oportunidades para serle útil a alguien que nos necesita.