Menu Big Bang! News
Tendencias A la mañana ¡mucho mejor!

Tips para que la mañana te levante el día

Si salir de la cama se convierte en un desafío comparable a escalar el Everest, acá van algunas ideas para hacer de las mañanas un momento placentero.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La actitud que se toma en los primeros momentos del día es fundamental para determinar cómo será lo que sigue. Aprender algunos trucos para no caer en las redes del mal humor matutino puede cambiarte la vida. ¡Tan simple como eso!

Diversión a primera hora

Según los estudios sobre sueño de la Escuela Feinberg de Medicina de la Universidad de Northwestern, Illinois, es necesario tener un tiempo de transición entre el sueño y la acción. El nombre que se le da a esto es “inercia del sueño”, y es ese rato en que no se está ni en brazos de Morfeo, ni listo para la guerra diaria. Para poner en marcha el cerebro puede ser de ayuda desayunar algo rico, escuchar una canción que suba las pilas, bailar o ver 30 minutos de algún programa de tv. Si es posible amanecer sin que suene el despertador, mejor.

Meditar

Para muchas religiones o creencias es muy importante usar los primeros momentos del día para meditar, rezar, orar, o reflexionar. Lo importante no es creer en tal o cual Dios, sino arrancar el día con unos 10 o 20 minutos de introspección. Esto puede ayudar a enfrentar los desafíos que se presenten. Pensar en los conflictos a resolver, en los amigos o la familia, rezar, meditar o centrarse en la respiración, son herramientas muy útiles para transcurrir el día con tranquilidad.

Todo listo la noche anterior

Si el caso es que se trabaja muy temprano por la mañana, dejar todo listo la noche anterior suele ser de mucha ayuda para no sufrir estrés matutino. Preparar la ropa, la vianda para el almuerzo, y hasta la cartera o mochila ahorra minutos fundamentales de la mañana temprana. Así, una ducha rápida, lavarse los dientes y salir es lo único en lo que hay que pensar.

Darse un gustito

Aún si hay que madrugar, puede haber tiempo para una caprichito, o algo divertido. Podés anotar el sueño de esa noche, preparar un jugo desintoxicante, hacer una limpieza de cutis o ponerte un aceite esencial. ¡Difícil torcer un día que empieza tan bien!

Cada día es un nuevo desafío, una nueva oportunidad para ser feliz, ¡y aprovecharlo desde el primer minuto es una cuestión de actitud!