Menu Big Bang! News
Vida Cotidiana

Uber y mujeres: la app tiene casi medio millón de conductoras en todo el mundo

Cuestionada por los taxistas, frenada por el gobierno porteño por no atenerse a  las normas vigentes, es una aplicación que te permite contratar un auto particular para viajar a donde necesites. La idea es ambiciosa. La instrumentación en nuestro país, complicada. ¿Sería una buena salida laboral para mujeres?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

No se trata del cenicero que Su Gimenez le tiró a su ex. Uber es un sistema que, a través de smartphones, conecta a los pasajeros con autos particulares para alquilar su servicio de viaje. Puede elegir el auto según sus características, está disponible la calificación histórica del conductor, se elimina la necesidad de efectivo y se acuerda el camino a tomar, con mapa y GPS. 

 

¿Trabajarías como chofer de un auto alquilado?

 

Uber informa que más de 230.000 mujeres estadounidenses y 130.000 chinas se activaron como conductoras en la plataforma. Es que, parece, sería una oportunidad laboral flexible para las mujeres, pues permite manejar su tiempo, generar ingresos adicionales sin horarios fijos y combinar esta entrada con compromisos como la casa, los hijos y su crianza. Además, sería un entorno seguro por las condiciones ofrecidas y solicitadas por la empresa. Desde que la norteamericana Anne Rainsford, se convirtió en la primera mujer de la historia en obtener el registro de manejo, en marzo de 1900, ha corrido mucha agua y prejuicio bajo el puente. 

 

El nombre viene de Über Cab, su nombre original. En alemán, uber significa, "encima de" pero (sin diéresis, por la practicidad para el mundo online) unido a otra palabra, es "súper". Supertaxi, sería, pero le sacaron lo de taxi, porque en realidad no lo es.

Uber con perfume de mujer.

“Apretas un botón y llega un auto muy bonito por vos y te lleva donde quieras”, dice uno de sus slogans. Comodidad, conveniencia, que siempre tengas un auto cerca y lo puedas usar. Llegaría con un promedio de 6 minutos. Es más barato que los taxis, vas en autos lindos y no se maneja efectivo (el viaje se paga a través de una tarjeta, electrónicamente). 

 

 

Si bien los taxistas argentinos están en absoluto desacuerdo, y la puesta en marcha es no menos que conflictiva en nuestro país, lo cierto es que en el día 1 de inscripción, más de 5000 choferes se postularon para ofrecer el servicio, que ya está presente en 400 ciudades de todo el mundo. ¿Cuántas argentinas se inscribirán?