Menu Big Bang! News
El Papa lucía cansado antes de iniciar la misa.

El Papa lucía cansado antes de iniciar la misa.

Mundo Gira lationamericana

El papa sufrió una leve descompensación en Caacupé

Minutos antes de iniciar la misa ante un millón de fieles, Francisco sufrió un leve malestar. Uno de los obispos dijo que fue consecuencia de la emoción. El incidente provocó preocupación. El Pontífice destacó el papel de las mujeres paraguayas en la reconstrucción del país.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Papa Francisco sufrió hoy una leve descompensación minutos antes de iniciar la misa ante un millón de personas en el santuario de Caacupé, una de las actividades más esperadas de su visita a Paraguay, última etapa de su gira latinoamericana.

Un periodista que cubre la gira papal explicó a BigBang que el malestar fue consecuencia de “la emoción”, pero que su Santidad estaba bien aunque admitió que “hubo preocupación por ese raro episodio antes de la misa en Caacupé”.

Lo que generó inquietud en la comitiva papal y en los obispos fue que “que cuando tenía que salir al altar no salía y no salía, en el momento justo en el que debía comenzar la ceremonia. Es muy raro porque ya estaba listo y preparado, desde la tarima no podíamos verlo pero todos los obispos y cardenales ya estaban en su lugar”.

 

Entonces el obispo de Caacupé se acercó al micrófono para explicar el atraso. “El Papa se emocionó mucho, pero ya va a estar con nosotros”, dijo el prelado, lo cual levantó un aplauso de la multitud. Unos cinco minutos después el Papa apareció ante el altar y hubo suspiros de tranquilidad.

El periodista consultado por BigBang dijo que cuando apareció Francisco “se lo veía cansado pero poco a poco tomó fuerzas y terminó la misa lo más bien”.

Ante la preocupación que generó el leve malestar del Papa,  el portavoz vaticano se vio obligado a salir a decir que "como lo vieron, el Papa está bien". Francisco después de bendecir con el incienso al altar y a la Virgen, dio la bendición y comenzó la ceremonia religiosa.

El Papa fue recibido con fervor por el pueblo paraguayo.

"Quisiera referirme de modo especial a ustedes, mujeres y madres paraguayas, que con gran valor y abnegación han sabido levantar un país derrotado, hundido, sumergido por la guerra", dijo el Santo Padre, luego durante la homilía

En la explanada del imponente santuario mariano dijo que las mujeres, "han vivido situaciones muy pero muy difíciles, que desde una lógica común sería contraria a toda fe".

"Ustedes al contrario, al igual que María, impulsadas y sostenidas por su ejemplo, siguieron creyentes, inclusive esperando contra toda esperanza. Cuando todo parecía derrumbarse, junto a María se decían: 'No temamos, el Señor está con nosotras, está con nuestro Pueblo, con nuestras familias, hagamos lo que Él nos diga'",agregó el Pontífice.

Agregó que "allí encontraron ayer y encuentran hoy la fuerza para no dejar que esta tierra se desmadre. Dios bendiga ese tesón, Dios bendiga y aliente su fe, Dios bendiga a la mujer paraguaya, la más gloriosa de América".

"Como Pueblo, hemos venido a nuestra casa, a la casa de la Patria paraguaya, a escuchar -una vez más- esas palabras que tanto bien nos hacen: 'Alégrate, el Señor está contigo'", afirmó el Santo Padre.