Menu Big Bang! News
Mundo Terror en París

El "profético" tweet del presidente de Francia antes de los atentados

Francois Hollande había advertido varias veces sobre la posibilidad de que el ISIS trasladara la guerra desde Siria hacia Europa. El sorprendente mensaje 48 horas antes del horror.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“La guerra aún es posible”. Esta es una de las llamativas frases con las que el presidente de Francia, Francois Hollande, conmemoró el miércoles 11 de noviembre el 97° aniversario del fin de la Primera Guerra Mundial. Sólo 48 después una ola de terror sacudió ese país.

“La ceremonia ayuda a recordar que la paz es muy frágil y la guerra aún es posible”, publicó en Twitter luego de encabezar el tradicional homenaje en la tumba del Soldado Desconocido bajo el Arco del Triunfo. Sólo 48 horas después, siete atentados múltiples ensangrentaron París, al dejar al menos 129 muertos y 352 heridos.

No es la primera vez que el presidente de Francia alerta sobre la posibilidad de una “guerra”.

“Debemos construir un futuro político en Siria para darle a su población otras alternativas a Bashar Al Assad (el presidente de Siria) o el Estado Islámico (ISIS)”, le pidió a sus pares el 7 de octubre en la Cumbre del Parlamento Europeo.

El mapa de los siete atentados simultáneos en París y el Stade de France. Gentileza: RT en español.

“No pensemos que en Europa estaremos a salvo porque la guerra (de ISIS) será total y, por eso, podría afectar, incluso, a nuestro territorio”, advirtió ante la presencia de la canciller de Alemania, Angela Merkel. La última vez que líderes de ambos países realizaron una disertación conjunta fue en 1989, cuando Francois Mitterrand y Helmut Kohl reflexionaron sobre el fin de la Guerra Fría.

Evidentemente, ambos sospechaban de los planes del “ejército yihadista”, como lo definió Francois Hollande, para trasladar la “guerra”, atentados mediante, al propio territorio europeo. Y temen que los de enero en el periódico Charlie Hebdo y los de ayer en múltiples lugares de París no sean los últimos.