Menu Big Bang! News
Mundo Gira de Francisco

Ante el Congreso: "Hay que estar atentos a los extremismos"

Se trata de la primera visita de un jefe del Estado Vaticano al Congreso estadounidense. “Se cometen actos violentos en nombre de la religión. Hay que estar atentos a los extremismos”, señaló. Por la tarde viajará a New York.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tras una primera jornada intensa en su gira por los Estados Unidos, el Papa Francisco sumó un nuevo capítulo en la seguidilla de actividades históricas: hoy fue la primera vez que un jefe del Estado Vaticano habló frente al Congreso estadounidense. Se trató de uno de los mensajes más esperados de su gira por Norteamérica.

La de este jueves será la agenda papal más intensa en términos políticos, luego de su encuentro de ayer con el presidente Barack Obama. Comenzó con su visita al Congreso, donde los diputados y senadores republicanos y demócratas dejaron de lado sus diferencias para escuchar al Pontífice. Allí, además, hubo jueces del Tribunal Supremo, diplomáticos y miembros del gabinete estadounidense.

Así fue la visita del Papa Francisco al Capitolio

“El señor orador, el Papa de la Santa Sede”, anunció el sargento de armas. Francisco subió al estrado en el que el presidente ofrece su discurso anual. Detrás se ubicaron el vicepresidente, Joe Biden, y el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

Ayer Francisco mantuvo una audiencia en privado con el presidente de los Estados Unidos.

Tal como ya lo hizo durante las audiencias que mantuvo con Obama, tanto en público como en privado, el Papa llevó al Congreso su preocupación por el cambio climático. Pero además, habló sobre la situación migratoria y la necesidad de ayudar a quienes escapan de los conflictos.

En este sentido, el Papa recordó que “muchos de nosotros también fuimos extranjeros alguna vez”, y pidió “tratar a los demás con la misma pasión y la compasión con la que queremos ser tratados”. 

Sus palabras respecto de la inmigración llegaron luego de varias semanas en las que ese tema fue eje de la polémica en los Estados Unidos, a raíz de las declaraciones del candidato a presidente Donald Trum, pero también debido a los pedidos que varias organizaciones querían plantearle al Papa, para que lleve a las autoridades estadounidenses su mensaje pidiendo un freno a la discriminación que sufren.

Por otra parte, el Papa insistió con el cuidado del medio ambiente, y les pidió a los dirigentes estadounidenses “crear empleo como parte de su servicio al bien común, que incluye cuidar a la Tierra. Tenemos que esforzarnos en evitar los efectos más graves del deterioro ambiental causado por la actividad humana”. 

El Papa habló sobre el fanatismo: “Ninguna religión es inmune a los extremismos. Debemos estar atentos”.

Luego de su discurso en el Capitolio, hará una recorrida por el frente del histórico edificio donde se alojan ambas cámaras parlamentarias en la ciudad de Washington. La agenda papal se completa con una visita a un centro caritativo en la parroquia de St. Patrick, y un encuentro con los sin techo de Washington.

Luego el Papa no tiene prevista ninguna actividad en la agenda oficial hasta la tarde, cuando partirá en avión hacia New York. Al llegar a esa ciudad, Francisco participará de la celebración de las Vísperas con el clero, religiosos y religiosas en la Catedral de San Patricio de New York.

Allí permanecerá hasta el sábado por la mañana, cuando partirá hacia la ciudad de Filadelfia.