Menu Big Bang! News
Mundo referendum

Grecia vota "sí" o "no", aunque todavía no sabe bien a qué

Los ciudadanos del país europeo decidirán buena parte de su futuro este domingo, pero la pregunta es demasiado compleja. El primer ministro Alexis Tsipras promociona el “no”, que convocó a 25 mil personas en una marcha en Atenas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Este domingo, los griegos decidirán buena parte de su futuro mediante un “sí” o un “no”. Durante el último día de campaña, 25 mil personas se reunieron en la Plaza Syntagma para manifestarse por la negativa y 17 mil en la zona del estadio Panathenian para promocionar el “sí”.

El problema es que no saben exactamente qué están por aprobar o rechazar.

La pregunta es compleja:

¿Debería ser aceptado el plan de acuerdo que fue presentado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional ante el Eurogrupo el 25.06.2015 y que se compone de dos partes, que constituyen su propuesta unificada?

Una pregunta incomprensible para muchos.

"Comprendo la pregunta en general, pero no está clara porque no conocemos las consecuencias de votar por el 'no' y no sabemos si significa salir de la eurozona", reconoció Yanis Koutzouvelis, de 19 años.

Un grupo de ancianos debaten la situación en Salónica, al norte de Grecia.

"El gobierno engaña al pueblo. No es culpa del pueblo griego. Ahora el gobierno echa todo el peso sobre la gente y siempre dice que si todo anda mal, es culpa de otro", criticó Andreas Simeou, de 56 años.

Esta noche, el primer ministro Alexis Tsipras terció en la cuestión: hay que votar por el "no", para defenderse ante los que amenazan a Grecia con ultimátums económicos.

El referéndum no es para elegir si sus compatriotas se quedan o no en la economía continental, sino para vivir "con dignidad en Europa".

El primer ministro dijo que la consulta es para vivir "con dignidad en Europa".

La consulta está vinculada a dos documentos que muchos griegos reconocieron no haber leído: "Reformas para completar el programa vigente y más allá" y “Análisis preliminar de la sustentabilidad de la deuda".

Esos informes, razonaron en Grecia, jamás serán accesibles para los habitantes de las aldeas rurales con poco o nulo acceso al internet.

En medio de una crisis socioeconómica feroz, unas políticas cada vez más restrictivas y la novedad de un corralito financiero a la Argentina 2001, el panorama de la votación se volvió aún más enrarecido.