Menu Big Bang! News
Mundo Emoción y fe en Cuba

Misa papal: "No se sirve a ideologías, se sirve a las personas"

Francisco celebró una histórica misa en la mítica plaza de la Revolución, en La Habana, rodeado por una multitud de fieles e importantes figuras mundiales. Frases y conceptos de Su Santidad

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El papa Francisco ofreció una misa en la plaza de la Revolución, en la Habana, en el segundo día de su gira por Cuba. Bergoglio estuvo rodeado por miles de fieles que se emocionaron con cada una de sus palabras. Además, en primera fila, se ubicaron Cristina Kirchner y a Raúl Castro.

Así llegaba el papa a la plaza:

Antes del comienzo de la misa, con melodías cubanas de fondo, Francisco recorrió la plaza con el papamóvil y, como de costumbre, paró para saludar a los niños y a las personas con capacidades diferentes. Emocionados con la llegada del papa al país, los miles de fieles estuvieron esperando en el sector destinado al público desde temprano.

Los fieles llegaron temprano a la Plaza de la Revolución. Fuente @mdv2011

La santa misa comenzó con un canto de entrada, luego se rezó el “Señor, ten piedad”, el “Gloria” y la Oración colecta, con el objetivo de que los fieles reunidos se preparen para “escuchar la palabra de Dios”. Luego de esto, Francisco comenzó con la misa.

El papa da la misa ante una multitud de fieles

“Servir significa en gran parte cuidar la fragilidad, significa a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo. Son los rostros sufrientes desprotegidos a los que Jesús invita a amar. Quien no vive para servir, no sirve para vivir". Señaló Francisco durante la celebración. Y luego agregó: “ser cristiano es luchar y servir por sus hermanos”

Fieles de todas partes del mundo se hicieron presentes en la ceremonia.

Francisco también se involucró con el tema de las ideologías y comentó: “El servicio nunca es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas".

La Plaza de la Revolución, colmada desde temprano.

El papa hizo un llamado por Colombia, para apoyar el diálogo entre el gobierno y las FARC, pidió por los que “perdieron la esperaza”, por los niños y los ancianos. Para finalizar, rezó el angelus y le dio la bendición final al pueblo cubano y pidió: “no se olviden de rezar por mí”.