Menu Big Bang! News
Mundo Terrorismo

¿Otra vez ISIS? Un atentado en Turquía deja diez muertos y 15 heridos

Se trata de una fuerte explosión cerca de la Mezquita Azul de Estambul, en pleno centro turístico. Generó, al menos, diez muertos, y quince heridos, algunos de gravedad. Investigan si se trató de un ataque suicida. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Unas diez personas murieron y otras quince resultaron heridas por un atentado en el centro de Estambul, en cercanías a la Mezquita Azul de la capital de Turquía, en la zona turística de Sultanahmet. Para las fuerzas de seguridad la explosión se trató de un ataque suicida.

Las imágenes del horror. Al menos diez muertos tras un ataque en Estambul. Foto: Reuters.

El ataque se produjo pasadas las 10 de la mañana (hora local) y según testigos se pudo escuchar varios kilómetros a la redonda. Inmediatamente numerosas ambulancias y camiones acudieron al lugar para asistir a los heridos. La Policía estableció perímetros de control y evacuó por completo la plaza de Sultanahmet.

La mezquita y los monumentos cercanos, como Santa Sofía y el palacio de Topkapi, forman el principal complejo turístico de Estambul, ciudad que recibe al año casi 10 millones de viajeros. Por tal motivo se cree que el lugar del ataque fue seleccionado especialmente por el o los responsables, aunque aún se desconoce si pertenecen a grupos terroristas.

El lugar del atentado:

 

La Policía científica de Turquía investiga qué tipo de explosivo fue utilizado y cómo fue el modus operandi utilizado por el o los atacantes, número que aún no se ha esclarecido. "Se siguen investigando las causas de la explosión, el tipo de explosivo y la persona o personas responsables", indicó la oficina del Gobernador de Estambul en un comunicado en el que confirmó el número de bajas contabilizadas hasta ahora.

La Policía investiga los motivos de la explosión. Foto: Getty. 

El primer ministro, Ahmet Davutoglu, se reunió de urgencia con los ministros de Interior, Salud y Justicia y se decretó una prohibición de publicar imágenes del lugar.