Menu Big Bang! News
Policiales Drama en Barracas

Buscan a Brisa: el padre la habría cambiado por droga

La pequeña de cinco años permanece desaparecida desde julio. Su padre declaró que ese día la dejó en la esquina de la casa de su madre, pero ahora testimonios de sus vecinos lo incriminan.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Misterio en Barracas. Brisa Aylén Pereyra, la nena de cinco años que lleva cuatro meses desaparecida, sigue sin aparecer. Su padre, quien debía entregarle la custodia ese día a la madre de la criatura en la Villa Zavaleta, aseguró haberla “dejado en la esquina” para evitar un cruce con su ex mujer. Ahora investigan si la vendió por droga.

Brisa tiene cinco años y desapareció el 21 de julio.

Dice que la dejó en la esquina de la casa, pero alguien la tendría que haber visto”, advirtió la tía de la menor, y denunció: “Él tiene que ver. Estoy segura y algo hizo. No sé si la cambió o no (podr droga), pero no sé qué pensar” Por su parte, la Justicia investigó cámaras de seguridad del barrio, pero no encontró nada relevante. En tanto, los testimonios de los vecinos del hombre de Lomas de Zamora lo incriminan: aseguran que la entregó por drogas.

Brisa vivía con su papá. Sus padres se habían separado y pactaron que ella viviría con él en su casa de Lomas de Zamora. La nena pidió volver a vivir con su mamá, Paola Dkemeter, en Villa Zavaleta. La mudanza iba a concretarse en julio de este año. Según relató Víctor Sequeira, padre de la menor, dejó a Brisa a una cuadra de la casa de la mamá para evitar cruzarse con ella.

Su tía encabeza la búsqueda: “Estoy segura de que (el padre) algo hizo”, denunció.

“Primero dijo que había desaparecido el cinco de julio, después el 21. Hay algo que no cierra. Si realmente la hubiera dejado en la esquina de la casa de mi hermana alguien la habría visto. Todos los vecinos conocen a Brisa, hubiera llegado de alguna manera”, aseguró la mujer que se está haciendo cargo de la búsqueda, ya que su hermana tiene un bebé recién nacido de otra pareja.

“No estamos ante un caso común de extravío. Hay cámaras de seguridad que se revisaron hasta el hartazgo, pero todo está condicionado porque no se sabe bien cuándo es que desapareció

Al respecto, Adrián Giménez, a cargo de la investigación, explicó: “No estamos ante un caso común de extravío. Hay cámaras de seguridad que se revisaron hasta el hartazgo, pero todo está condicionado porque no se sabe bien cuándo es que desapareció. Se trata del caso de una familia particular que vive en extrema humildad”.