Menu Big Bang! News
Policiales Femicidio

Desgarradora confesión de la ex abogada de Farré: "Pensé que iba a matarme"

Andrea Frencia, la abogada que representaba civilmente al asesino del country, contó detalles de lo que vio el día fatal. Los movimientos de Farré, los gritosy y el temor de la mujer a ser víctima de la matanza.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una nueva declaración se suma a la causa contra Fernando Farré, el empresario que el 21 de agosto degolló a su ex mujer, Claudia Schaefer, en su casa del country Martindale de Pilar. Llegó el turno de la abogada que en ese momento representaba al empresario. Se trata de Andrea Frencia, y pertenece al buffet de Mariana Gallego, la letrada que el asesino contrató para iniciar los trámites de divorcio. Por complicaciones en sus compromisos, el 21 de agosto no pudo cumplir con el encuentro de su cliente con su ex pareja para debatir la división de bienes y por ese motivo envió a Frencia.

Lejos de una día normal de trabajo, la abogada fue testigo de un crimen e incluso temió por su vida “Pensé que la matanza seguía conmigo”, afirmó en un estado de nerviosismo mientras declaraba por lo necesitó contención psicológica. Su relato se interrumpió hasta que se repuso y pudo seguir.

El asesino del country, la víctima y la casa que se convirtió en escena del crimen.

“Pensé que la matanza seguía conmigo.

Frencia fue una testigo directa y según lo que dijo hasta presumió que terminaría siendo una víctima del ataque. Salió temprano de su casa, y se encontró con su cliente. “Viajamos en el auto de Farré hasta la casa en el country, junto a su madre. No noté nada extraño en él hasta ese momento”, comenzó el relato y detalló los movimientos previos al ataque femicida. “Pensé que iba a matarme”. 

El empresario llegó una hora antes a la casa. Según los dichos de Frencia preparó té para su madre y para ella, por lo que entró dos veces a la cocina. Si bien no pudo observar si el empresario tomó algún cuchillo.

La declaración compromete a Farré: ¿fue un crimen premeditado?

Sobre el disparador de la pelea entre la pareja, la letrada aseguró que no existió delante de ellos alguna situación. Ambos, Schaefer y Farré se encontraron en el jardín de la casa, se saludaron y sin casi mediar palabra. “No hubo discusión previa entre Claudia y Farré. Sólo escuché a la madre gritando “Pará pará””, dijo Frencia, que al ver lo que sucedía salió corriendo en búsqueda de resguardar su vida. 

Incluso, en ésta línea, Frencia contó que pensó en sacarse los zapatos para correr más rápido. “Pensé que nos mataba a todos”, sumó.