Menu Big Bang! News
Policiales Teléfono pinchado

El audio de la Triple Fuga: quién es el comisario que "bancaba" a "El Faraón"

Leonardo Julián trabajó en sectores y territorios claves para el narcotráfico. BigBang habló con el abogado de Marcelo Melnyk.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, apartó hoy al comisario de Almirante Brown, Leonardo Julián, que, según una conversación telefónica filtrada, le ofrecía “banca” a Marcelo “El Faraón” Melnyk, el pizzero detenido que presuntamente habría colaborado en la Triple Fuga de General Alvear.

Julián (izq) fue apartado de la comisaría de Almirante Brown por su relación con “El Faraón”.

“¡Tranqulo, tenés banca, loco!”, le recordaba el ahora ex comisario a “El Faraón”. “Cuando quieras, pasate por acá”, continuaba. Sin embargo, la conversación duró pocos segundos porque, como bien sospechaba Marcelo Melnyk, el teléfono estaba “pinchado”. Gracias a eso es que ahora se conoce el primer nexo narcopolicial con los recapturados Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci.

“El Faraón” Melnyk está acusado de “partícipe necesario” de la Triple Fuga.

Leonardo Julián fue por un mes el jefe del Departamento de Almirante Brown. Antes había sido por seis mes el jefe de la comisaría sexta de Ezpeleta, Quilmes, donde el ministerio de Seguridad bonaerense puso la lupa hasta descabezar la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) por los supuestos vínculos narcopoliciales con los tres condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez. Paradójicamente, el ahora ex comisario trabajó quince años en investigaciones de Narcotráfico.

El ex comisario de Quilmes trabajó 15 años en el sector Narcotráfico de la Bonaerense.

“No voy a permitir que en mi jurisdicción corra la droga”, había advertido Leonardo Julián cuando asumió en la comisaría sexta de Ezpeleta. “Éste no es un lugar para fumarse un porro y menos, para vender estupefacientes”, continuaba expresándose frente a los vecinos.

De hecho, ni bien asumió, imprimió 10.000 volantes con su celular para que los vecinos de Quilmes pudieran denunciar todo tipo de delitos. Una manera, también, de dificultar el cruce de llamados telefónicos.

Por su parte, Marcelo “El Faraón” Melnyk continúa detenido en el penal de Sierra Chica tras reconocer que recibió “por cinco minutos” en su quinta de Florencio Varela a los por entonces prófugos del penal de General Alvear, pero que no les dio armas ni dinero.

Desde el entorno de “El Faraón” minimizaron la conversación telefónica con el ex comisario.

“No dice nada”, relativizaron desde el entorno de “El Faraón” la conversación telefónica filtrada en Radio Mitre con el comisario que le prometía “banca” territorial. BigBang se comunicó con su abogado defensor, Hernán Carluccio, quien prefirió no opinar al respecto: “Desde el viernes que no tengo acceso al expediente judicial”. El fiscal general de Azul, Cristian Citterio, amplió la denuncia desde “encubrimiento agravado” hacia el “partícipe necesario”.

La escandalosa escucha

- Leonardo Julián: ¡Marcelo!

- Marcelo Melnyk: ¡Agachate y conocelo!

- L.J: No boludo, Julián te habla, comisario de Ezpeleta.

- M.M: Mamaaa...

- L.J: ¡Pelotudo! ¡No me cortes!

- M.M: Pero si me están bolaceando, ¿qué querés que haga?

- L.J: Che boludo, no estoy más en Ezpeleta, eh?

- M.M: Eh?

- L.J: No estoy más en Ezpeleta.

- M.M: Ya sé, boludo.

- L.J: Ah, bueno...

- M.M: ¿Dónde estás? ¿Te fuiste allá a Adrogué?

- L.J: Jefe de distrito de Almirante Brown.

- M.M: Mamaaa...

- L.J: Ahora tenés banca, eh?

- M.M: Jeje...

- L.J: Ahora tenés banca acá, loco...

- M.M: No digas nada que están todos los teléfonos pinchados.

- L.J: Bueno, sí, está pinchado... Escuchame pinchado, cuando quieras, pasate por acá, loco...

- M.M: No, voy a pasar, pero la otra semana, ¿viste Juliancito? Así hablamos un poquito.

- L.J: Dale, no hay problema, venite, pero avisame nomás cuando venís.

- M.M: Dale, Juliancito, gracias por llamar ¿Este es tu celular Julián?

- L.J: No, éste es el teléfono directo acá del distrito.

- M.M: Bueno, pregunto por vos ahí.

- L.J: A partir de hoy tengo teléfono, hoy a la noche tengo teléfono.

- M.M: Mandame un Whatsapp. Bajale Whatsapp y mandame un Whatsapp.

- L.J: Dale, te mando un Whatsapp.

- M.M: Dale, un gusto Julián.

- L.J: Un abrazo.