Menu Big Bang! News
Policiales Declaración

El policía que atropelló y mató en Laferrere: "No tomo alcohol ni me drogo"

Diego Pereyra, que fue echado de la Bonaerense por haber atropellado y matado a un hombre que dormí en su casa de Laferrere, dijo que quiso esquivar la parada de colectivos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"Quise esquivar la parada de colectivos, no tomo alcohol ni me drogo", declaró el policía bonaerense Diego Martín Pereyra, que conducía el patrullero que se incrustó en una casa de Laferrere y mató al dueño de la casa, que dormía después de una larga jornada laboral. 

Pereyra fue desafectado de la Bonaerense, según se anunció desde el ministerio de Seguridad de la provincia. Los vecinos habían denunciado que en esa zona los policías corren picadas y se drogan. "Fue un accidente, no iba a alta velocidad ni corría picadas, lamento mucho lo que pasó, estoy destrozado", declaró el oficial.

El policía que manejaba la camioneta, Diego Martín Pereyra.

El móvil en el que se trasladaban los dos efectivos policiales se incrustó en la vivienda en la que dormía la víctima, de 32 años, chocó la cama en la que reposaba y le provocó la muerte en el acto.

Según algunas versiones, la camioneta estaba involucrada en una persecución, pero el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, negó ese hecho. "No es la versión oficial. Estamos verificando por qué iba a 76 kilómetros por hora. Por ahí, cuando pisó una cuneta de una loma de burro, levantó y cayó donde mató a esta persona", explicó el funcionario en declaraciones a Radio 10.

"A uno le duele mucho que a una persona inocente que estaba descansando en su casa se le incruste un patrullero", declaró Ritondo, quien también reconoció que la Policía bonaerense tiene "muy poca capitación" y que muchos efectivos "salían de la escuela de policía con cinco o seis meses de formación, se subían a un auto y se les daba un arma y esto atentaba con la posibilidad que la policía funcione como debe funcionar".

La camioneta demolió totalmente uno de los muros de la casa.

"Encontramos corrupción y la estamos denunciando", continuó el ministro. "629 policías fueron corridos de su lugar, y de 100 mil policías, sólo el 30 por ciento tenía chaleco antibalas".