Menu Big Bang! News
Policiales Triple fuga

Enigma Corradi: dudas y polémica por su repentina decisión de entregarse

El presunto ideólogo del Triple Crimen de General Rodríguez negocia su entrega. Por qué cambió de opinión después de 41 meses de estar prófugo. Qué dicen sus polémicos abogados y sus vínculos con los Lanatta y Schillaci.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La intención de Ibar Pérez Corradi, acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, de entregarse a la Justicia después de 41 meses de estar prófugo causó sorpresa. ¿Por qué querría entregarse ahora alguien que no estaba cercado y tenía en su contra tres causas judiciales complejas? ¿Hizo un arreglo para entregarse a cambio de entregar a un sospechoso? Por ahora, esos interrogantes no tienen respuesta.

“Pedimos garantías porque recibió amenazas y queremos que su seguridad esté garantizada”, dijo Juan José Ribelli, ex comisario que estuvo involucrado en la causa AMIA, uno de sus abogados. Lo que llamó la atención de los investigadores fue el cambio de opinión de Corradi, imputado y señalado como autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez. “El cambio de Gobierno lo hizo repensar su situación”, dijo Ribelli aunque no dio precisiones. 

¿Está en la Argentina o en la Triple Frontera?

El Gobierno sospecha que Corradi le brindó apoyo a Víctor Schillaci y a los hermanos Cristian y Martín Lanatta durante las dos semanas que estuvieron prófugos. Su repentino cambio de opinión generó suspicacias: ¿le propuso un acuerdo al Gobierno? Eso, por ahora, no está claro.

Carlos Broitman se mantiene comunicado con Corradi.

“No sabemos si Corradi está en la Argentina o en otro país”, dijo Carlos Broitman, el otro abogado de Corradi, a BigBang.
-¿Usted habló con él?
-Sí, se comunicó con nosotros y quiere ponerse a derecho.
-¿Por qué quiere entregarse ahora?
-Considera que antes no se habían respetado sus garantías constitucionales, sólo pide un juicio justo. El Juzgado de Mercedes y la fiscalía fueron parciales y estuvieron influenciados. 
-¿Pudo haber acordado denunciar a Aníbal Fernández al igual que Martín Lanatta?
-No hay ni habrá ningún acuerdo. Y con referencia a Corradi, puedo decir que no conocía a Aníbal Fernández. 
-La reunión en el Ministerio de Seguridad generó suspicacias…
-No fuimos a negociar nada, sólo a informar. No olvidemos que las fuerzas de seguridad son las que están buscando a mi defendido. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich nos mandó a decir a través de  Jefe de Gabinete de Asesores de esa cartera, el doctor Pablo Nocetti, que no negocia con prófugos.

Ribelli dice que su defendido es inocente.

“Es una persona que siempre quiso estar a derecho, tal es así que cuando fue el pedido de extradición a Estados Unidos, él se presentó voluntariamente. Se declara inocente y yo le creo”, dijo Ribelli. “Se lo imputa de ser autor intelectual del triple crimen, de lo cual es inocente y se lo vincula con Lanatta porque eran socios en una empresa”.

“Se declara inocente y yo le creo

Polémica

“Me resulta cuanto menos extraño que una persona con antecedentes penales, que se ha mantenido en la clandestinidad casi cuatro años, decida ahora presentarse voluntariamente cuando tiene expectativa de una pena de prisión perpetua, un juicio de extradición pendiente y con sólo 9 años más obtendría la prescripción de la pena. Además un prófugo se entrega voluntariamente, no negocia”, dijo a BigBang la abogada penalista Analía Fangano.

“Un prófugo se entrega voluntariamente, no negociando

Fangano también criticó el planteo de mudar la jurisdicción hacia el fuero federal. "Pérez Corradi fue imputado por el fiscal Bidone como actor intelectual del triple crimen en 2012 y requerido por la jurisdicción donde se celebró el juicio oral, en Mercedes. Es imposible elegir jurisdicción y cuanto menos particular el pase de una unidad bonaerense a una federal. como piden sus abogados”. De hecho, agregó, “algunos ex defendidos míos, como Patricio Fontanet, con su familia en Córdoba y su pequeño hijo, no obtuvieron jamás un cupo en una unidad de de Córdoba, donde vive su familia. Fue llevado a Ezeiza, además no registra antecedentes, la situación era extrema y sin embargo se lo alojó en un penal federal, ya que no existen en el Interior unidades federales”.

Los tres prófugos del siglo y su vínculo con Pérez Corradi.

Enemigo público número 1

“Vamos por las cabezas de estas organizaciones. Pérez Corradi está detrás de todo esto. Esta gente operaba con el cartel de Sinaloa”, declaró el Secretario de Seguridad Eugenio Burzaco al mismo tiempo que remarcó que “había algo más que amigos que ayudaban. Había una banda narcocriminal”. 

“Pérez Corradi está detrás de todo esto

Mientras los hermanos Martín y Cristian Lanatta, junto a Víctor Schillaci, vuelven tras las rejas, el perfil de su ex socio Ibar Esteban Pérez Corradi en la web de Interpol está marcado con la “red notice”: una señal roja que indica que la persona buscada debe ser extraditada inmediatamente luego de su detención.

 

Prontuario

Los cargos que Interpol enlista para Pérez Corradi, de 38 años, son “privacion ilegítima de la libertad agravada por su comisión mediante violencia y amenazas en concurso real con homicidio agravado por su comisión con ensañamiento, alevosía y con el concurso premeditado de mas de dos personas - tres hechos, todos relacionados entre sí”.

El perfil de Pérez Corradi en la web de Interpol.

 

Detrás de ese lenguaje legal, se esconde el mismo hecho por el cual fueron condenados los Lanatta, Víctor Schillaci y su hermano Marcelo: el secuestro y asesinato de Leopoldo Bina, Sebastián Forza y Damián Ferrón en el marco de una venganza narco. Crimen del cual Pérez Corradi es sindicado como ideólogo principal.

Pérez Corradi está prófugo desde 2012.

Su orden de captura oficial recién fue librada en el 2012, cuatro años después del crimen. En el 2010 ya había sido procesado por lavado de dinero por el juez Norberto Oyarbide, en el marco de un caso relacionado con falsificación de medicamentos y tráfico de efedrina, en el cual también estaban implicados el empresario Néstor Lorenzo, el sindicalista Juan José Zanola y Sebastián Forza.  

Sin embargo, y si bien estuvo detenido preventivamente, nunca pudo finalizarse la investigación en su contra y luego de dos años tuvo que ser liberado al cumplirse el plazo de la prisión preventiva. Desde ese momento, su rastro se esfumó definitivamente.

 

Se sospecha que Ibar Esteban Pérez Corradi le brindó protección a los Lanatta y a Schillaci.