Menu Big Bang! News
Policiales A sangre fría

Escopetazos mortales: dos asesinatos con el sello de Barreda

La escopeta no suele ser un arma muy utilizada por los asesinos, pero en las últimas horas ocurrieron dos casos similares. Los hechos ocurrieron en Rosario y Santiago del Estero.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El 15 de noviembre de 1995, una noticia horrorizó a la sociedad. Un hombre, de profesión odontólogo, había matado a escopetazos a su mujer, a su suegra y a sus dos hijas. Así se conoció la historia de Ricardo Barreda, que no deja de conmover. En las últimas horas se conocieron dos casos en los que también se utilizó una escopeta, un arma que no suele ser usada para cometer crímenes, según reflejan las estadísticas.

El primer caso ocurrió en Santiago del Estero, donde un joven mató a un amigo de su ex novia en un ataque de celos. 

Se trata de un hombre que resultó asesinado de un escopetazo en el departamento santiagueño de Pellegrini y por el crimen detuvieron al ex novio de una amiga suya acusado de haber cometido el ataque por celos, informaron hoy fuentes policiales.

Al asesino lo encontraron escondido en el bosque.

La víctima fue identificada por la Policía como Ramón Rodríguez, de 54 años mientras que al imputado se lo reconoce por ser agricultor en la zona. Su nombre es Daniel Ledesma y fue apresado esta tarde tras encontrarlo escondido en un monte del paraje “Taco Bajada”, en dicho departamento ubicado 190 kilómetros al noroeste de la capital de Santiago del Estero.

Según las fuentes, todo comenzó ayer cuando el acusado fue a visitar a su ex novia a un rancho y la encontró tomando mate junto a Rodríguez, con quien además de compartir una amistad se dedicaban a la comercialización de porcinos.

El arma utilizada era calibre 16.

Ante esa situación, y sin mediar palabras, Rodríguez recibió un escopetazo calibre 16 en la cabeza que le provocó la muerte en el acto, mientras que Ledesma escapó y se ocultó en un monte de la zona donde finalmente lo capturó el personal policial. El sospechoso quedó alojado en la comisaría de Nueva Esperanza y mañana será indagado por la Justicia de turno.

LA ESCOPETA Y OTRO FEMICIDIO  

En Rosario, la bala de una escopeta dio por finalizada la vida de una joven de 20 años. La víctima fue asesinada de un escopetazo durante una discusión con su pareja, que tras el ataque escapó, en la vivienda que compartían.

El hecho se registró ayer alrededor de las 19 en una vivienda situada en el pasaje Spiro 314 bis, del barrio La Tablada, ubicado en la zona sur de Rosario.

La casa donde ocurrió el femicidio.

De acuerdo con lo que pudo reconstruir la pesquisa, Rocío Noemí Cabrera y Juan Carlos Ferreyra, de 22 años, mantuvieron una fuerte discusión que terminó cuando el hombre le disparó a la mujer a quemarropa con una escopeta y escapó. 

Los peritos de la Policía trabajan en la escena del crimen.

La mujer por el disparo quedó malherida y fue traslada por allegados al hospital zonal Roque Sáenz Peña, donde llegó sin signos vitales como consecuencia de una profunda herida de arma de fuego que presentaba en la zona del abdomen. En tanto la policía busca al sospechoso del crimen, que hasta esta mañana permanecía prófugo.