Menu Big Bang! News
Policiales Triple fuga

Qué buscarán conseguir los abogados de los recapturados

Ante la suma de delitos a sus respectivas cadenas perpetuas, los Lanatta y Schillaci apuntarían a conseguir un trato que los deposite en una cárcel federal con buenas condiciones de vida, y a que el juez Sergio Torres abandonde la causa. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Con los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Schillaci tras las rejas en el Complejo Penitenciario Ezeiza, le llega el turno a sus abogados de sentarse frente al escritorio a delinear posibles estrategias de defensa. Es que, ante los nuevos delitos sumados, los prófugos podrían sumar 35 años de cárcel más a sus cadenas perpetuas. 

El traslado de los prófugos al Complejo Penitenciario Ezeiza.

De todas formas, y como opinó José Novello (abogado de Marcelo Mallo, de Hinchadas Unidas Argentinas, implicado en la causa como encubridor de la fuga), más años de cárcel no hacen mella en delincuentes ya condenados a estar encerrados de por vida. “La estrategia es tratar de que terminen presos en una cárcel federal, con una buena calidad de vida”, le apuntó Novello a BigBang.

El abogado José Novello opina que la causa debería dejar el fuero federal.

Además, según el letrado, la defensa de Lanatta y Schillaci podría intentar apartar al juez Sergio Torres de la causa. “No está bien que un juez federal tenga la causa, no hay indicios de que haya tráfico internacional de drogas implicado”, explicó Novello. “Si hubiera narcotráfico de por medio, ¿por qué usarían el auto de una ex suegra o le robarían la camioneta a un ingeniero?. Aquí la cuestión es la corrupción penitenciaria, una de las más graves del país”, agregó el abogado. 

 

 

Así, si no se puede probar fehacientemente que hubo apoyo de organizaciones del narcotráfico en la fuga, Torres deberá dejar de intervenir en la causa, ya que los hechos ocurridos durante el escape tuvieron lugar lejos de la ciudad de Buenos Aires, y el juez sólo tiene injerencia dentro de ese distrito. 

Si no se prueba la actuación de redes narcos, el juez Sergio Torres podría apartarse.

Pero, en ese caso, también se caería una de las estrategias de la defensa, esgrimida por el abogado Humberto Próspero. El letrado le había solicitado al juez Torres que unificara la causa del escape del penal de General Alvear y la del tiroteo con policías en Ranchos. Y si el magistrado abandona el caso, esa posibilidad se cierra y los abogados de los prófugos pierden una valiosa posibilidad de batallar en un frente único. 

Aún queda otro camino, insinuado por Elizabeth Gasaro, abogada de Martín Lanatta. En declaraciones a Radio La Red, la letrada fue consultada acerca de si su defendido había sido amenazado antes de escaparse del penal de General Alvear y respondió afirmativamente, aunque se negó a ampliar la declaración.

 

Esto se suma a las declaraciones de Franco Schillaci, hermano de Víctor. Acusado de encubrimiento por supuestamente facilitar la fuga, dijo que a los tres prófugos les habían “abierto la puerta” de la cárcel para luego hacerlos “aparecer muertos” ya que no podían eliminarlos dentro del penal.