Menu Big Bang! News
Política Modificación en el sistema electoral

El Gobierno descarta la Boleta Única en las elecciones de octubre

La propuesta ya se encuentra en manos de la Cámara Nacional Electoral y la Dirección Nacional Electoral. Pero el Gobierno hoy la rechazó. Requiere una ley del Congreso para ser implementada, pero el kirchnerismo no la debatiría.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A pesar del fuerte impulso que le intentó imprimir la oposición, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, rechazó hoy las versiones que indican que el Gobierno estaría dispuesto a debatir la introducción de la boleta única complementaria para octubre. “El sistema electoral ya fue definido y no va a cambiar por un capricho basado en una profecía autocumplida de algunos que sabían que iban a perder las elecciones en Tucumán”, declaró el jefe de ministros en su contacto habitual con periodistas en Casa Rosada.

Con el antecedente reciente de las denuncias públicas de fraude en las elecciones de Tucumán, la oposición y una ONG promueven la implementación de la Boleta Única de cara a los comicios de octubre. La propuesta ya está en manos de los integrantes de la Cámara Nacional Electoral y la Dirección Nacional Electoral. De avanzar, sería necesaria una ley del Congreso.

La propuesta busca de este modo alejar las irregularidades “típicas” de una elección, como el robo de boletas. De implementarse, los electores tendrían que marcar en una única boleta a qué candidato eligen para cada una de las opciones: presidente, diputados, legisladores, concejales y demás autoridades.

De todos modos, la propuesta de Red Fiscal es que la Boleta Única sea complementaria a la denominada “sábana” que está en vigencia para las elecciones nacionales. Y sería utilizada sólo cuando los electores no encuentren en el interior del cuarto oscuro la boleta de sus candidatos. Cada presidente de mesa deberá tener una buena provisión para abastecer a los votantes.

Desde la Cámara Nacional Electoral señalaron al diario La Nación que analizan la propuesta con seriedad, y que “se trataría de un mecanismo supletorio para asegurar el derecho al sufragio, que es un derecho constitucional. Lo importante es que este mecanismo no genere más problemas que los que se pretende solucionar”.

En ese sentido, desde Red Fiscal reconocieron que habrá que realizar nuevas capacitaciones e instrumentar un nuevo sistema de conteo de los votos. Este sistema ya se utiliza de manera parcial, en los votos que se emiten en cárceles, y también para los argentinos que votan en consulados del exterior.

El sistema de Boleta Única es independiente de las boletas en papel tradicionales utilizadas en agosto.

El Coordinador nacional de la Red Ser Fiscal, Claudio Bargach, dijo días atrás a radio Mitre que el planteo es distribuir “una cantidad no menor al 50 por ciento de los votos, para que aquel ciudadano que ingrese al cuarto oscuro y no pueda votar porque no hay boleta, vote con ese sistema. No modifica el sistema, sino que lo amplía; y disuade para el robo de boletas, porque de todas formas se va a poder votar”.

“Estamos analizando el tema. Ya envié la propuesta a las áreas técnicas de nuestra dependencia para que elaboren un informe al respecto”, señaló a La Nación el director nacional electoral, Alejandro Tullio, quien adelantó que en los próximos días podrían elevarlo al ministro de Justicia, Julio Alak.

Así es una Boleta Única. Se selecciona a los candidatos elegidos por medio de una cruz en el cuadrado.

De avanzar, el proyecto necesitaría de una ley del Congreso para poder ser implementado en las elecciones del 25 de octubre, ya que se trata de una modificación en el régimen electoral, y no puede ser alterado por medio de una resolución o decreto presidencial.

La semana pasada, tres de los seis candidatos presidenciales realizaron una conferencia de prensa conjunta donde pidieron mayor transparencia en el sistema electoral, e inclusive insistieron en la implementación del sistema de boleta electrónica. Los espacios liderados por Macri, Massa y Stolbizer adhirieron a la propuesta.