Menu Big Bang! News
Política Tras el ballottage, se reordena la oposición

Cambio de época: CFK y Scioli quieren ser "una oposición constructiva"

La Presidenta recibió ayer al gobernador bonaerense tras la derrota en las elecciones y le pidió que “defienda” los intereses de los millones de argentinos que votaron al Frente Para la Victoria. Oposición constructiva y una posible postulación como senador en 2017. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Daniel Scioli se retiró del encuentro con Cristina Kirchner sin brindar declaraciones, aunque con un claro mensaje de cara al futuro: conformar una oposición constructiva que defienda los intereses de los millones de votos del Frente Para la Victoria

Cristina le bajo un claro mensaje a Scioli: conformar una oposición constructiva. 

La escasa diferencia de apenas 700 mil votos delineó un escenario de paridad que para el kirchnerismo abre las puertas a una resistencia en la que apuntarán a “defender los ideales” del proyecto. El objetivo es trazar una “oposición constructiva y propositiva” con voz y voto en el gobierno del electo presidente Mauricio Macri

El encuentro sirvió, además, para que Cristina refuerce el mensaje de que las elecciones no marcaron una derrota y que el país quedó “dividido en dos”.

Scioli podría asumir el rol de líder de la oposición en el peronismo. 

Según el diario La Nación, en cercanías al gobernador de la provincia de Buenos Aires contaron que el encuentro “fue cordial” y que ambos funcionarios “coincidieron en que una parte importante de la sociedad, de distintos sectores, salió a defender sus derechos”, contaron.

Scioli sabe que tiene una gran responsabilidad por delante: defender los 12 millones de votantes que acompañaron al Frente Para la Victoria. Aunque aún es algo temprano para definir cuál será el verdadero rol del ex candidato presidencial quien ya adelantó que seguirá “sirviendo el país desde la fundación DAR”.

Cerca del gobernador ya piensan en una posible candidatura a senador en 2017 como una posible puerta de regreso al escenario político, sabiendo que la figura de Scioli tiene peso específico para el electorado.