Menu Big Bang! News
Política Lo denunció el intendente electo

Caos en Pinamar: empleados fantasmas, alcohol y falta de sillas

El intendente electo, Martín Yeza, hizo un relevamiento de lo que encontró en el paso de mando y se encontró con episodios insólitos. Anécdotas de transición.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El paso de mando no es simple pero ya comenzó. Y tal como siempre sucede, levantar la alfombra de otro resulta polémico debido a las irregularidades que se pueden encontrar. El reciente intendente electo de Pinamar, Martín Yeza, tuvo ayer su primera reunión con la gestión saliente, a cargo de Pedro Elizalde. Ante la alarmante situación con la que se encontró, inició un listado de las “sorpresas” con las que se topó: desde empleados fantasmas hasta alcohol en la oficina.

Yeza inició su trabajo como intendente electo y realizó el inventario.

Desde su cuenta de Twitter denunció, entre otras cosas, que el inventario está alterado, existen faltantes de elementos comprados, figuran más empleados de los que son, y más para peor. 

Con el hashtag #anecdotasdetransicion Yeza inició una ola de tuits donde desenmascaró todo tipo de irregularidades con las que se encontró y que deberá trabajar de manera urgente.

También reveló que había 24 vehículos inventariados y sólo funcionan tres, entre ellos una bicicleta. De las 27 sillas que estaban declaradas, solamente quedaron 2 y una fiscalía no fue inaugurada por falta de Wi-Fi.

Entre otros datos alarmantes y errores en la operatividad, además también encontró irregularidades que al parecer eran cotidianas. Por ejemplo, en su recorrida vio a una secretaria tomando cerveza con otros empleados.