Menu Big Bang! News
Política elecciones 2015

Clímax de la "revolución de la alegría": Macri lloró en el barrio de Sala

"Si hoy los jujeños no me mataron de amor es que tengo corazón para rato”, metaforizó el jefe de Gobierno. Rodeado de militantes radicales, se llevó dos bolsas de consorcio llenas de reclamos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En una nueva escala de su campaña por las provincias del norte, Mauricio Macri y su mujer Juliana Awada se quebraron hasta las lágrimas en el barrio Alto Comedero, de San Salvador de Jujuy, un enclave de la jefa de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala.

En medio de un fuerte operativo de seguridad con policías, militares y empleados privados, el líder del PRO recorrió las calles de esa zona precaria en el "Micro del Cambio", un colectivo reformado sin techo ni asientos que solía utilizar el senador Gerardo Morales durante sus recorridas proselitistas.

"Si hoy los jujeños no me mataron de amor es que tengo corazón para rato; Juliana y yo nos vamos emocionados y comprometidos", aseguró el jefe de Gobierno porteño.

Macri lideró una caravana ante más de mil personas, en su mayoría militantes radicales, y se llevó dos bolsas de consorcio de reclamos que le fueron acercando al micro.

Otra escena norteña para el jefe de Gobierno.

"Gracias en nombre mío, de Juliana, de todos, vamos a dejar la vida por ustedes", prometió el contendiente de Daniel Scioli en el ballottage del 22 de noviembre.