Menu Big Bang! News
Política Comodoro Py

Con anteojos de sol y sonriente, Stiuso reapareció y declaró en una causa contra Milani

El ex director de la SIDE fue indagado como testigo en la investigación que busca determinar si el ex jefe del Ejército montó un "servicio paralelo" de inteligencia. Lo hizo ante el juez Claudio Bonadio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ex director de la SIDE, Antonio Jaime Stiuso, visitó los tribunales federales de Comodoro Py para declarar como testigo en la causa contra el ex jefe del Ejército, César Milani, a quien se lo acusa de haber montado un sistema de espionaje paralelo.

Stiuso, en Comodoro Py. Foto: Lourdes Marchese.

En los pasillos del lugar, la periodista Lourdes Marchese mantuvo un breve diálogo con quien fuese el ex jefe de los espías. Ante la consulta sobre la causa en la que debía declarar, respondió: "No sé". 

Stiuso declaró ante el juez Claudio Bonadio en su despacho del cuarto piso de los tribunales de Retiro. Ingreso junto a sus abogados y sorprendió a buena parte de los empleados y periodistas presentes, ya que su indagatoria se mantuvo bajo estricta reserva.

En la investigación se intenta determinar si Milani montó un sistema de “espionaje paralelo” en el Ejército para proveer de información al gobierno de Cristina Kirchner. “Los Kirchner tenían servicios paralelos que les armaban carpetazos”, dijo Stiuso a La Nación tiempo atrás.

La escucha entre la ex Presidente y el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, podría probar esto. En el audio, ambos hablan sobre el reportaje que dio el ex director de los espías.

"El que lo va a hacer mierda a éste [por Stiuso] ¿sabés quién es también, no? Milani...", le advirtió CFK a Parrilli. "Claro, sí, sí. Sí, pero eso es una pelea que...", vacila el ex jefe de la AFI. "Sí, a mí no me interesa esa pelea, no quiero saber nada con eso, listo", asiente ella.

Ahora la Justicia intenta determinar si el detenido militar, acusado de tres delitos de lesa humanidad, montó desde el Ejército un servicio ilegal de inteligencia por orden del anterior Gobierno.