Menu Big Bang! News
Política Todos esperan el teléfono

Cristina prepara una "catarata de humildad" para sus candidatos

Julián Domínguez, Aníbal Fernández y Fernando Espinoza, esperan el llamado de CFK para que el Gobierno “los baje” de sus candidaturas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los tres candidatos del oficialismo para gobernador de la provincia de Buenos Aires, Julián Domínguez, Aníbal Fernández y Fernando Espinoza, esperan el llamado de Cristina Kirchner para que el Gobierno “los baje” de sus candidaturas. Podría haber “sorpresas” de último momento.

El precandidato de presidente, Florencio Randazzo, convocó a  su equipo a la Casa Rosada para repensar la estrategia luego de una reunión con la Presidenta que no habría salido como él esperaba. Uno de los tres candidatos a gobernador especula por estas horas con que el propio Randazzo rechace la candidatura a gobernador.

Se especula además con el ministro de Interior y precandidato convoque a una conferencia de prensa. De aceptar el cargo debe explicar por qué hasta hace pocos días dijo que sino era candidato a Presidente se “iba a su casa”. Se sabe que la única persona con capacidad para hacerlo bajar de sus aspiraciones presidenciales era la propia Presidenta.

Crecen, además, los rumores de que el Gobierno competirá en las elecciones con una sola lista no sólo a Presidente sino a Gobernador. Algo que contradice discursivamente todo lo que prometió el oficialismo con varias listas para que distintos candidatos compitan en las PASO. Fue el propio kirchnerismo que en 2009 modificó la Ley Electoral –luego de que Néstor Kirchner perdiera con Francisco De Narváez– e impulsó la legislación que regula el casting electoral de candidatos: todos deben emerger de una interna abierta.

Pero el crecimiento en las encuestas de Mauricio Macri, que se consolidó como la única fuerza opositora que competirá en octubre contra el kircherismo y para pulverizar la posibilidad que el lectorado se polarice en favor de la oposición, el Gobierno decidió unificar las candidaturas en dos listas. Una nacional y otra para la Provincia.

Con una novedad no menor: finalmente, al menos en los cargos Ejecutivos, La Cámpora hasta ahora no logró alcanzar lugares de peso. Se especulaba con que la agrupación tendría las vicepresidencias en la provincia y la Nación. Al menos hasta ahora, ese escenario, no es el que prospera. Pero claro: todo puede cambiar en las próximas horas.