Menu Big Bang! News
Política Esta procesado

El fiscal pidió el sobreseimiento de Macri por las escuchas ilegales

A una semana del recambio presidencial, el fiscal Jorge Di Lello consideró que no existen pruebas en la causa para solicitar el juicio oral. Macri estaba procesado y vinculado a una red de escuchas ilegales. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El fiscal Jorge Di Lello pidió el sobreseimiento de Mauricio Macri en la causa que lo investiga por las escuchas ilegales y por la cual está procesado. El funcionario judicial entiende que no hay pruebas que involucren al presidente electo en el episodio.

A pocos días de que el juez federal Sebastián Casanello le solicitara al fiscal que se pronuncie sobre si correspondía elevar a juicio, sobreseer o pedir más pruebas contra Macri, el fiscal Di Lello solicitó el sobreseimiento del mandatario electo.

Se trata de la causa en la que Macri estaba procesado por una red de escuchas ilegales a su ex cuñado, Néstor Leonardo; y a Sergio Burstein, familiar de una de las víctimas del atentado a la AMIA.

El fiscal pidió sobreseer al presidente electo, Mauricio Macri, de la causa por escuchas ilegales.

En su disposición, Di Lello señaló que emitirá su opinión “ponderando lo que hace dos o tres años fue lo de Amado Boudou”. “Es un presidente electo de la Nación, de manera tal que, para bien o mal, es quien nos representa ante el mundo, como en aquel momento cuando hice el pedido de indagatoria del vicepresidente. Si es una autoridad máxima en el país, tiene que estar con su situación resuelta”, indicó.

“Entiendo que corresponde desvincular de la presente investigación al Ingeniero Mauricio Macri, y hacer lugar al pedido de sobreseimiento solicitado por la defensa del mismo”, agregó Di Lello en su fallo.

Di Lello consideró que no hay pruebas suficientes para llevar a Mauricio Macri a juicio oral.

Además, consideró que no hay pruebas suficientes como para llevar a Macri a juicio oral por la causa de las escuchas. De este modo, el presidente electo quedaría apartado por completo de la investigación por la red de escuchas ilegales y dejaría de estar procesado.

Tras el pedido que había acercado el juez Casanello el lunes, Di Lello tenía un plazo de seis días hábiles para definir el futuro judicial de Macri. Sin embargo, debido a la importancia institucional que implicaba, el fiscal decidió expresar su decisión antes del fin de semana, teniendo en cuenta que falta sólo una semana para la asunción del líder de Cambiemos.