Menu Big Bang! News
Política Siguen las dudas

Empleados de la Junta Electoral delatan urnas abiertas en Tucumán

Se conoció el acta de dos trabajadores que denunciaron irregularidades en los comicios ante escribano público. “Muchas de las urnas estaban abiertas”, cuenta uno de ellos. Además, las anomalías con los troqueles y los DNI. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las escandalosas elecciones en la provincia de Tucumán sumaron un nuevo capítulo a la larga lista de irregularidades y denuncias. Se conoció ahora un acta declarativa ante escribano público de dos empleados de la Junta Electoral Provincial (JEP) que afirmaron que "muchas urnas llegaron abiertas" y sin custodia de efectivos de la Gendarmería Nacional.

Una de las postales de las irregularidades y las denuncias por el supuesto fraude en Tucumán. 

El testimonio de los empleados se convertirá en una más de las numerosas pruebas que la oposición, encabezada por el candidato a gobernador del Acuerdo para el Bicentenario, José Cano, presentará hoy públicamente en reclamo por la nulidad de los comicios. El radical quedó a 14 puntos del postulante kirchnerista, Juan Manzur, quien obtuvo el 54% de los votos.  

Los documentos con parte de las declaraciones de los empleados de la Junta Electoral. Gentileza: La Nación.

Los testimonios reveladores de los empleados son contundentes y ambos responsabilizaron a sus superiores. "En la madrugada del 24 ocho compañeros y yo nos quedamos para recibir las urnas y los bolsones que traían los gendarmes a la sede de la Junta, en la calle Mendoza 1050. Muchas venían abiertas, situación que advertimos al jefe de la sección electoral, Carlos Vidal, pero hizo caso omiso a esta circunstancia y se retiró a las 2 aproximadamente", declaró el empleado de la JEP Santiago Alarcón ante la escribana Alejandra Wyngaard.

“Se entregaban troqueles erróneos y cuando los verdaderos se presentaban, ya habían votado”, denunciaron.

El documento al que tuvo acceso La Nación, también detalla que existe material fotográfico de lo ocurrido y que se produjeron detenciones por parte de las fuerzas de seguridad: “Alrededor de las 5.30 ó 6 un empleado [llamado] Mauro Cáceres tomó unas fotos de este hecho y las subió a Facebook para denunciar. Seguidamente los gendarmes lo detienen y lo trasladan a otro sector de la sede, para liberarlo un rato después".

Las imágenes uno de los empleados que publicó en Facebook. Fue detenido por la Policía horas después. 

El otro empleado de la junta que testificó ante la escribana fue Juan Ignacio Espíndola Aráoz, quien brindó más detalles sobre las presuntas prácticas fraudulentas llevada a cabo durante los comicios. "Las cargas de fichas de afiliación en muchos casos están adulteradas, algunas personas no presentan DNI, otras están tachadas. Yo he estado de veedor en Concepción y recibí más de cincuenta llamadas que informaban que en las escuelas se entregaban troqueles erróneos de otros ciudadanos y cuando los verdaderos se presentaban [en la mesa] ya figuraba que habían votado", narra.

El testimonio de los empleados de la JEP se suma a otras irregularidades que ya habían salido a la luz, tales como el incendio de urnas en San Pablo, los tiroteos en cercanías a establecimiento ligados a los partidos políticos o las urnas con inconsistencias (la 1078, 1577 o las dos de Delfín Gallo, entre otras).