Menu Big Bang! News
Política La muerte de Nisman

Fein dijo que la sacaron del caso cuando investigaba a fuerzas de inteligencia

La fiscal dijo que había pruebas pendientes, como un cruce de llamadas entre Stiuso y otros jefes de la ex SIDE, el ex jefe del Ejército César Milani y el fiscal Stornelli. Sostiene que no hay pruebas para sostener que hubo un homicidio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Me sacaron el expediente justo cuando investigaba a fuerzas de inteligencia”, se lamentó la fiscal Vivina Fein, quien ya no está a cargo de la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman, luego de que la jueza Fabiana Palmaghini decidiera enviar el caso a la justicia federal.

La fiscal se refiere a una cruce de llamados telefónicos encargado a la Policía Federal, para determinar un inusual tráfico en la mañana del domingo 18 de enero, en que Nisman apareciera muerto en su departamento de Puerto Madero.

Se trataba de un cruce que comenzaba con una comunicación entre Antonio “Jaime” Stiuso y Alberto Mazzino, el ex director de Análisis de la central de inteligencia, y seguía con llamadas varias entre Fernando Pocino, ex jefe de Reunión Interior, con un celular del ex jefe del Ejército, César Milani, y con otro del ex número dos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Juan Martín Mena, así como con el fiscal Carlos Stornelli.


No eran llamadas de un domingo cualquiera. El entrecruzamiento era llamativo, preocupante y sugestivo. La frecuencia no era habitual. Cualquiera con un poco de sentido común podría pensar que estas personas estaban esperando algún resultado. No lo puedo aseverar, pero se estaba investigando. Se dio justo ese 18 de enero y justo con gente de fuerzas de inteligencia”, dijo Fein ante un grupo de periodistas.

Según la fiscal, esas llamadas no ocurrieron "otros domingos", sólo ése. "Se dio justo en ese momento y justo con agentes de fuerzas de inteligencia", afirmó.

Antes de que la jueza Palmaghini tomara a su cargo la investigación, Fein había citado a Milani y a Pocino, pero no llegaron a declarar. “No voy a hablar de los criterios de Palmaghini. Lo que sé es que no se escuchó a Pocino, a Mena y a Milani”, dijo la fiscal.

“Hoy no veo ningún elemento objetivo, prueba objetiva, directa, precisa y certera que me permita decir que estuve frente a un acto homicida, que justifique declinar la competencia”, afirmó Fein, en contra de la decisión de la jueza Palmaghini de desprenderse del expediente y enviarlo a la Justicia Federal.

La fiscal rechazó además que se hubieran omitido dichos de la declaración que Stiuso hizo por primera vez ante ella el año pasado. ¡Por favor!, lo que no está es porque no lo dijo -respondió ayer Fein-. Se les leyó en voz alta la declaración, a él y a su abogado, y Stiuso la firmó."

En otra parte de la charla con un grupo de periodistas,  Fein leyó la declaración del perito criminalístico de Arroyo, Salcedo, que había declarado que sí había sido Nisman quien disparó, pero con la mano del "matador" por encima de la suya. "Si el resultado era categórico, ¿cómo se explica que el perito de la querella dice que Nisman tenía la mano empuñando el arma y la mano del matador por encima?", dijo Fein.