Menu Big Bang! News
Política hallazgo

La SIDE escondió 2 km de información sobre el ataque a la AMIA

Son cajas con informes que, si se los ordenara linealmente, ocuparían una recta de casi dos kilómetros. Estaba en tres depósitos y fue producida por los espías argentinos. La unidad UFI AMIA emitirá un comunicado luego del análisis del material.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Unidad Fiscal de Investigación (UFI) del atentado a la AMIA advirtió que la ex Secretaría de Inteligencia produjo información útil para la causa, antes y después del ataque a la mutual judía, pero no la remitió hasta que fue descubierta el año pasado.

Esa documentación estaba distribuida en tres depósitos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, que reemplazó a la SIDE), ubicados en las direcciones de Inteligencia Antiterrorista y Contrainteligencia y en la ex dirección de Observaciones Judiciales.

El peor atentado sufrido por el país, sin condenados.

"Se trata de cajas con informes que, si se los ordenara linealmente, ocuparían una recta de casi dos kilómetros", informó a Télam una fuente de la investigación, que aseguró también que se trata de documentos que dan cuenta de cómo se manejaron los servicios de inteligencia en relación al atentado.

En el primero de los de los depósitos encontraron 997 paquetes, en el los otros dos hallaron materiales en distintos formatos que se se los alineara ocuparían 730 y 465 metros respectivamente.

Cientos de expedientes y datos de la SIDE escondidos.

El descubrimiento del equipo de fiscales fue reflejado en un informe referido al proceso de desclasificación de información secreta o reservada sobre el atentado (del año 2000 al 2016). "La labor desarrollada reveló que la Secretaría de Inteligencia produjo información antes y después del atentado que no fue incluida en el envío dispuesto por la resolución 'S' 119/05 y que, incluso después de esa remisión, siguió generando información que tampoco se puso a disposición de la UFI AMIA", concluyeron los fiscales en el informe.

Se sospecha de la mano de Stiuso, capo de la vieja SIDE.


Desclasificación

La documentación fue descubierta el año pasado luego de que el gobierno de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner ordenó una nueva desclasificación de información reservada en el marco de la causa AMIA.
La orden de la ex mandataria implicó la desclasificación de 2047 carpetas que se encontraban hace una década bajo custodia de la UFI-AMIA pero vedadas a las partes y la búsqueda de toda nueva documentación o archivo que no hubiera sido aportada a la causa.

"En el cumplimiento de esa orden, la AFI realizó una inspección de sus instalaciones con magistrados y funcionarios de la UFI-AMIA y una escribana de la Escribana de Gobierno", detallaron los fiscales Roberto Salum, Sabrina Namer y Leonardo Filippini en el informe que se publicará en los próximos días.

La inspección culminó con la identificación de tres nuevos depósitos de documentación que quedaron registrados en sucesivas actas y en soporte fotográfico y fílmico y que luego fueron relevadas por un equipo especializado a cargo del fiscal coordinador de la UFI, Juan Murray.

La unidad fiscal emitirá un comunicado.

El hallazgo

Hasta el cierre del informe, el Grupo Especial de Relevamiento y Análisis Documental (Gerad) creado por la Procuración General de la Nación había logrado sistematizar 10.000 registros 200.000 fojas "que representan una fracción menor de la documentación desclasificada", según consignaron los fiscales.

  • La pesquisa apuntó a documentos pertenecientes a la secretaría de Inteligencia que fueron custodiados por la UFI durante 10 años.
  • Documentación del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires solicitada por las querellas en 1998 en virtud del rol que, se creía, habían cumplido en el atentado algunos integrantes de ese cuerpo.
  • Documentación desclasificada por el decreto 395/2015 que está distribuida en tres depósitos de la AFI.

"Se espera conseguir contextualizar el modo en que la información de inteligencia se produjo a lo largo de la investigación con el objetivo de identificar aquella que fue producida con la intención de desviar la pesquisa o que no fue puesta en conocimiento de las autoridades por la misma razón y distinguirla de la información certera y confiable sobre los sucesos", sostuvieron los fiscales.