Menu Big Bang! News
Política imputación y defensa

La intimidad del despacho: en un clima tenso, Cristina trató al juez de incompetente

Antes del multitudinario acto en Tribunales, la ex presidenta leyó un discurso ante Claudio Bonadio. El magistrado "tiene una manifiesta aversión política hacia la suscripta", acusó. La defensa de Eugenio Zaffaroni.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Antes de su multitudinario acto frente a los militantes, la ex presidenta fijó su posición política ante el juez que la investiga en la causa por el dólar a futuro. Además de presentar un escrito donde acusa a Claudio Bonadio de uso “abusivo del poder”, Cristina Fernández dijo que el magistrado le tiene "aversión"

CFK, esta mañana, ingresando al tribunal de Bonadío, en el edificio de Comodoro Py.

En un breve discurso en un despacho del cuarto piso de Tribunales, le reprochó su "incompetencia técnica y profesional". Allí estaban su abogado Carlos Beraldi y el fiscal Eduardo Taiano.

Todo pasó en un clima tenso. Bonadio entró a la sala cuando Cristina empezó su exposición oral y se ubicó detrás de ella, quien no lo saludó ni miró.

La ex mandataria leyó un discurso con pasajes muy duros:

(El juez) tiene una manifiesta aversión política hacia la suscripta, que ha sido expresada públicamente cuando manifestó que tenía opiniones privadas sobre mi que se las reservaba, lo cual además de otras actitudes y otras intervenciones lo hacen manifiestamente arbitrario, parcial, orientado políticamente.

Contestar preguntas no haría más que convalidar su manifiesta arbitrariedad, ilegalidad e incompetencia.

(La acusación) no tiene el menor asidero jurídico y técnico, cosa que no me extraña dada la manifiesta incompetencia técnica de su señoría.

Antes de dejar el lugar, la imputada revisó el acta e hizo algunas correcciones, como agregar que su apellido de casada era Kirchner.

Cristina dijo además que vive de su pensión como ex presidenta y "viuda de un ex presidente", que sus condiciones de vida era normales y sus ingresos "suficientes para cubrir sus necesidades básicas".

La declaración duró menos de una hora. Sólo se interrumpió cuando Cristina pidió ir un momento al baño y terminó cuando entregó un escrito de descargo y otro en el que recusó a Bonadio.

"no hay un partido judicial"

Eugenio Zaffaroni, quien se había reunido anoche con la ex presidenta en su departamento de Recoleta, negó que exista un “partido judicial” pero planteó que sí hay “un sector de la Justicia que está ebrio de poder, que busca poder”.

Zaffaroni defiende la postura de la ex mandataria.

“Ese sector, pequeño, embarra a toda la Justicia”, aseguró el ex juez, hoy integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Al término del acto en Comodoro Py, Zaffaroni -para quien la imputación sobre CFK es “simplemente ridícula”- justificó la recusación del magistrado porque "la enemistad manifiesta es evidente”.