Menu Big Bang! News
Política A seis días de las PASO

El programa de Lanata vinculó a Aníbal F. con el Triple Crimen

El ciclo de Jorge Lanata emitió un informe en el que el ex policía condenado por el homicidio de General Rodríguez señaló al Jefe de Gabinete como autor intelectual. Fernández se defendió desde Twitter e ironizó: “Estoy tentado de agradecer la extorsión”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Nuevo round. Jorge Lanata emitió ayer un polémico informe en el que Martín Lanatta, el ex policía condenado por el triple homicidio de General Rodríguez señaló a Aníbal Fernández como autor intelectual del crimen. Además, acusó al Jefe de Gabinete de haberse sumado a la ruta de la efedrina y de haber cobrado hasta cinco millones de dólares de un cartel narco. Atento a lo que emitía la pantalla de El Trece, el también precandidato a gobernador bonaerense bancó la parada desde Twitter y descalificó: “Estoy tratando de agradecer la extorsión”.

Martín Lanatta
Martín Lanatta, condenado por el triple crimen, señaló a Fernández como autor intelectual.

La versión del condenado

Lanatta, condenado en 2012 a prisión perpetua por “privación ilegal de la libertad agravada en concurso real con homicidio agravado por ensañamiento”, rompió el silencio desde el penal bonaerense de General Alvear y apuntó contra el candidato del FPV. “Tenía clarísimo que en el juicio no podía hablar”, se justificó. Según el ex policía, su vínculo con Fernández comenzó en 1995 por un encuentro casual y se profundizó años más tarde, tras su ingreso ilegal al Registro Nacional de Armas (RENAL), entidad que se encontraba bajo las órdenes de Matías Meiszner, hombre de confianza de Anibal.

La cercanía con el funcionario kirchnerista lo convirtió en una pieza clave del crimen. Acorde a su relato, fue él quien presentó al hombre de Quilmes con Sebastián Forza, uno de los tres traficantes que fueron encontrados muertos en la madrugada del 7 de agosto de 2008, tras una semana de desaparición. “Me dijo que la Policía lo estaba volviendo loco y que necesitaba hablar con alguien. Aníbal me dijo que para sentarse a hablar con él, Forza tenía que poner u$s250 mil dólares. Consiguió la plata y nos encontramos”, relató.

Luego de la reunión, y siempre acorde al relato de Lanatta, Fernández introdujo a un agente de la SIDE. “Aníbal le pidió a Forza datos sobre la mafia de la efedrina y le presentó a un agente de inteligencia llamado Máximo. Le dijo que él iba a seguir el tema”, recordó, y denunció luego que el hombre del servicio empezó a “caminar” el negocio del tráfico y hasta trabajó para un cártel mexicano. “Yo pasé a retirar el dinero por la venta de la efedrina, lo llevé desde el departamento de los mexicanos hasta el domicilio de Aníbal Fernández, eran dos millones de dólares. La segunda vez llevamos tres millones”, detalló. 

La sociedad clandestina no llegó a buen puerto. “Quien dio la orden de la muerte fue Aníbal”, denunció categórico el condenado en alusión al crimen de Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón. “El negocio del tráfico de la efedrina se lo quedó él con la gente de inteligencia. Forza llegó a ser un estorbo porque sus clientes no llegaban a los carteles de México”, justificó, y anticipó: “Tengo pruebas de todo esto y se las voy a presentar a la Justicia”.

El otro implicado: el socio de Ferrón

José Luis Salerno, el socio farmacéutico de Ferrón, también rompió el silencio en el ciclo de Lanata. “Nosotros le vendíamos medicamentos a Esteban Pérez Corradi. Él me había dicho que tenía una cadena de gimnasios y efedrina, en cantidades normales”, relató e hizo alusión al hombre que hoy sigue prófugo de la Justicia y a quien señaló como un hombre cercano a Fernández.

José Luis Salerno
José Luis Salerno denunció: “Los chicos le querían cagar el negocio a Anibal”.

“A medida que la relación avanzaba, me dijo que tenía que comprarme más cantidades de efedrina. Yo le dije que no estaba autorizado para hacerlo. Era legal, pero se compraba con unas recetas especiales que él conseguía”, recordó. “Me pidió que lo contactara con alguien que le pudiera vender y lo puse en contacto con Oro Farma”, reconoció.

El vínculo comercial se complejizó cuando su socio se unió con Bina y Ferrón. “Pérez Corradi estaba vinculado con Aníbal y ellos tenían armada una banda oficial del negocio. El problema es que los chicos estaban armando otra y les querían cagar el negocio”, remató.

El descargo de Aníbal

​El funcionario siguió de cerca el informe, horas después de haber denunciado una “extorsión” por parte de la producción del ciclo. Y, conforme Lanata desentrañaba su teoría de los hechos, Aníbal retrucaba minuciosamente cada dato. “Las acusaciones no son nuevas, ni resultado de ninguna investigación, sino de una operación política”, descalificó.

El funcionario negó las acusaciones y tildó el informe de “operación política”.

“El testigo estrella de PPT de hoy, Martin Lanatta, fue condenado en 2012 tras ser hallado ‘partícipe primarios’ de los delitos. Durante el debate (procesal) se dio por acreditado que el móvil de los homicidios fue que las víctimas querían entrar al negocio del tráfico de la efedrina. Esto ponía en riesgo el negocio de Lanatta y, principalmente de su socio, Pérez Corradi”, explicó, y aclaró: “Al condenado no lo conozco, no lo vi nunca en mi vida. Nunca trabajó para mí, ni institucional, ni políticamente”.