Menu Big Bang! News
Los inmuebles que el Gobierno porteño le regaló a la Iglesia

Política Polémica

Los inmuebles que el Gobierno porteño le regaló a la Iglesia

El Gobierno de la Ciudad le cedió 30.000 m2 al Arzobispado de Buenos Aires, 17 inmuebles que tienen un valor estimado superior a los US$ 5 millones. Iglesias, baldíos, terrenos sociales del IVC y hasta un fantasma que la Iglesia adquiere sin erogar un centavo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Legislatura se sumó a la Papa-manía y le regaló 30.000 m2 al Clero. Se trata de 17 inmuebles, terrenos y baldíos que fueron declarados “innecesarios para la gestión” y cedidos al Arzobispado de Buenos Aires. En su mayoría, son lugares que la Iglesia ya usa: escuelas, capillas y distintos anexos casi siempre relacionados con la tarea ecuménica (comedores, bibliotecas).

Según publicó Diario Z, el valor del patrimonio que el Gobierno propone ceder al Arzobispado asciende, por lo menos, a US$ 5,2 millones

Los legisladores que votaron en contra de la cesión fueron Pablo Bergel (Verde al Sur), Alejandro Bodart (MST), Adrián Camps y Virginia González Gass (PSA), Gabriela Cerruti (Nuevo Encuentro), María Rachid (FPV), Marcelo Ramal (FIT) y Hernán Rossi (Suma+).

Parroquias y terrenos eclesiásticos

La Parroquia Nuestra Señora de Loreto, en Av. Coronel Díaz al 2200, funciona allí desde 1993, pero la tierra le fue cedida 10 años antes con la tenencia “a título precario y gratuito por 20 años”. En 2003, la Legislatura renovó este permiso por otros 20 años.

En la calle Herrera 516, en Barracas, funciona un centro recreativo y campo de deportes de la Parroquia y Santuario Santa Lucía. El predio le había sido entregado en 2005 por 10 años. Allí funciona una cancha de básquet de cemento, una cancha de fútbol de tierra, juegos infantiles y un estacionamiento.

En Av. Santa Fe 4320 (y Darregueyra) se encuentra la Parroquia Sagrada Eucaristía y la Fundación del Instituto Parroquial Privado Ambrosio de Tognoni. El Arzobispado estaba autorizado a ocuparlo “en forma precaria” desde 1949.

El cura de la Iglesia es Joaquín María Arrieta y ha sido declarado persona ilustre en 2011.

Por los 2.247 m2 de Av. Rivadavia 4879, en 1982 se firmó un convenio con el Arzobispado cuyo objeto era la cesión a título gratuito bajo la forma de usufructo por “el máximo término que las disposiciones legales lo permitan”. Desde 1984 allí funciona la Iglesia Nuestra Señora de Caacupé de Caballito. También se cedió el terreno donde funciona la Capilla Virgen de Copacabana, en barrio Charrúa. 

En el Santuario San Pantaleón, en Yrupé 6884, funciona desde 1962 una secretaría, un templo, una capilla, una santería y un teatro. Tenía el usufructo del predio por 90 años. La Parroquia Corazón de Jesús, en Gral Paz 5342/5350 tenía el “uso precario y gratuito por 20 años”. 

IVC

Hay seis inmuebles que son propiedad del Instituto de la Vivienda de la Ciudad, ente encargado de promover la vivienda social. El proyecto tuvo que crear un artículo especial para autorizar al organismo a transferir los terrenos.  La Parroquia Jesús Salvador (Soldado de la Frontera 5184, en Villa Lugano), que además cuenta con un gimnasio; el anexo de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Milagro (Montiel 3881), un terreno de 592 metros cuadrados y dos salones: uno utilizado por un depósito y el otro por Cáritas; la Parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, que comparte parcela con la Escuela Infantil N° 9 D.E 5 a la que asisten 120 alumnos y también utiliza uno de los salones de la iglesia como comedor.

La Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Milagro, en Montiel 3881, comparte terreno con una escuela.

La Capilla Inmaculada Concepción (White 2251), la Capilla Cristo Resucitado (Los Robles 6883), el Centro Comunitario y Juegoteca San Cayetano que depende la misma capilla (Los Cedros 6920). Ambos terrenos pertenecen a la villa 19

Dulcísimo Nombre de Jesús

Una de las iglesias más beneficiadas es la del Dulcísimo Nombre de Jesús, que queda en la calle Crisólogo Larralde 4841 del barrio de Saavedra. La parcela que se le cedió está dividida en tres: en el primero está construida una canchita de fútbol 5 de pasto sintético y una de 11, que las alquila al público. Además, allí se está construyendo un anexo de la escuela que tiene la iglesia. Otra parte utiliza el Centro Recreativo Saavedra, con otro complejo de canchas de fútbol. Además hay una parte administrativa. 

La Iglesia, que queda en Saavedra, tiene además canchas de fútbol 5 y 11. 

El Instituto Dulcísimo Nombre de Jesús utiliza este espacio desde 1979 gracias a una cesión que le realizó la Junta Representativa Vecinal Saavedra a la cual la Municipalidad le había dado un uso precario. La institución utilizó este espacio de forma ilegítima dado que el decreto no autorizaba a la Junta a transferirlo a un tercero.

Entre 2010 y 2012, recibió $260.000 en subsidios, y en 2014 obtuvo permiso de uso precario y gratuito. 

La institución incurrió en otras irregularidades: construcciones que avanzan sobre la vereda, un cerco que veda el acceso al público, iluminación nocturna para usufructuar el alquiler de las canchas y se recibieron denuncias por ruidos molestos.

En 2005 se había intimado al Instituto a desocupar el terreno que le fue cedido. Entre 2010 y 2012, la institución recibió $ 260.000 en subsidios, y en 2014 obtuvo permiso de uso precario y gratuito. 

Felicitas

El misterio del fantasma de Felicitas Guerrero de Álzaga atrae cientos de turistas a la Iglesia. 

La Iglesia Santa Felicitas, en Barracas se construyó en 1898. El templo fue erigido en honor a Felicitas Guerrero de Álzaga, y tiene un halo de misterio insondable, con la presencia de su presunto fantasma que ronda por las noches y una fuerte presencia turística. Hasta 1983, el terreno perteneció a la familia Guerrero, que lo donó a la Ciudad de Buenos Aires. En 1998 el GCBA le cedió al Arzobispado su uso y goce por 5 años. 

Baldío

También hay un terreno sin construir que fue cedido al Arzobispado. Se trata de la manzana ubicada entre Agustín de Vedia, Av. Riestra, Pres. Torres y Tenorio y Ana María Janer. En el lugar hoy funciona una sede del Ministerio de Desarrollo Social. En febrero de este año, el GCBA firmó un convenio con el Arzobispado que dejaba sin efecto un boleto de compra-venta de 1995. Allí mismo dejó constancia que se presentaría un proyecto en la Legislatura porteña para transferir en forma gratuita al Arzobispado esa manzana para levantar allí una capilla y otorgó un permiso de uso precario por 5 años.