Menu Big Bang! News
Política fin de ciclo

Mausoleo cerrado, deudas y obras fallidas, otros símbolos de la caída

El empresario kirchnerista debe millones de pesos en aportes previsionales a los trabajadores de proyectos que ya deberían haber terminado. Mientras tanto, el imponente edificio en donde descansan los restos de Néstor Kirchner no está abierto al público.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La detención del empresario kirchnerista Lázaro Báez generó un fuerte impacto en la vida política argentina, días después de que Ricardo Jaime -un funcionario de la misma gestión- también quedara preso por causas de corrupción. En esta nota, BigBang resume tres episodios conflictivos relacionados al patagónico: los símbolos de su caída.

mausoleo cerrado

El mausoleo donde descansan los restos de Néstor Kirchner, que construyó Baéz en Río Gallegos, está cerrado al público desde hace dos meses.

El imponente edificio donado por Báez.

La Nación informó ayer que el empresario sigue pagando la custodia privada, pero ya no hay personal que realice los controles a quienes ingresen al recinto.

El cuerpo del ex presidente había llegado a este sector del cementerio en 2011, al cumplirse el primer aniversario de su muerte. Sólo participaron la familia Kirchner, Carlos Zannini, Carlos Sancho, Osvaldo Sanfelice y el propio Báez.

La ex presidenta en un momento de privacidad.

"Es un obsequio que nunca en mi vida pensé que lo tendría que hacer, un mausoleo para alguien de la envergadura política del amigo Néstor, que representó un cambio profundo de vida de la nación argentina", dijo entonces el empresario.

aportes postergados

Los problemas relacionados con el flamante detenido siguieron difundiéndose en los últimos días, cuando se confirmó que su compañía Austral Construcciones no pagó aportes sociales de sus trabajadores durante los últimos 15 meses.

La retención irregular de casi 90 millones de pesos llevó a la Unión de Obreros de la Construcción -que aportó miles de trabajadores a los proyectos de Báez- a decidirse a iniciar una demanda judicial

Corte de ruta de los trabajadores de Austral.

En una auditoría, Vialidad Nacional informó que Austral obtuvo contratos de rutas, gasoductos, escuelas y hospitales por 16 mil millones de pesos en los últimos cinco años.

La empresa de Báez nació en 2003, pocos meses después de la llegada de Kirchner a la presidencia.

obras inconclusas

El tercero de los símbolos que ayudan a explicar la caída en desgracia de Báez es el incumplimiento de los contratos de obra pública: a diciembre de 2015, la mitad de los 51 proyectos otorgados a Austral estaban inconclusos.

De las 26 obras en ejecución a fin de año, 23 no cumplieron con los plazos estipulados en la licitación. Sobre la ruta nacional 3, entre los kilómetros 1867 y 1908, empezó a trabajarse el 30 de julio de 2008. El plazo original era de 36 meses, pero al momento sólo se avanzó en un 24%.

El grupo de Báez dejó decenas de obras inconclusas.

Uno de los datos más salientes es que el 90% de las obras duplicaron o triplicaron el plazo inicial. A pesar de todo, en algunos casos el grupo que comanda Báez llegó a recibir el pago sólo ocho días después de presentar la documentación.

El panorama actual del grupo constructor es desolador, con máquinas paralizadas y obradores saqueados. Una imagen que angustia a los trabajadores contratados por Báez, hoy más complicado que nunca.