Menu Big Bang! News
Michetti y la

Política Entrevista

Michetti y la 'Ruta del Dinero K': "Si sos corrupto tenés que ir a la cárcel"

La vicepresidente brindó una reportaje a la agencia DyN en el que puso en la mira al actual titular de la AGN. Confesó que la búsqueda de la "herramienta jurídica" esta en manos de altos miembros del gabinete y del radicalismo. También volvió a defender los despidos en el Estado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La vicepresidenta Gabriela Michetti adelantó hoy que el gobierno está "evaluando una herramienta jurídica" para denunciar al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, a raíz de la acusación por supuesto fraude contra el fisco por 8 mil millones de pesos por parte del empresario Cristóbal López. Hoy Echegaray se encuentra al frente de la Auditoría General de la Nación (AGN), que es un cargo que designa la oposición. En este caso, la segunda minoría parlamentaria es el kirchnerismo.

"Para mí (Echegaray) tiene altísima responsabilidad, estamos convencidos todos de que acá la principal responsabilidad está en los funcionarios que firmaban eso", admitió Michetti en diálogo con DyN, al ser consultada sobre cuál fue la responsabilidad del ex jefe de AFIP en la maniobra realizada por López.


Gabriela Michetti responsabilizó a Echegaray por la maniobra de Cristóbal López.

Sin embargo, recordó que aunque "le cabe responsabilidad", Echegaray "ya está juzgado y sobreseido, y uno no puede ser juzgado por el mismo tema dos veces, pero estamos evaluando una herramienta jurídica".

Fue el propio Echegaray el que recordó en los últimos días que la Justicia Federal ya lo había sobreseido por el Plan de Pagos otorgado a Oil Combustibles en mayo de 2014. Según comentó la vicepresidenta, el tema se analizará en un equipo que integran, entre otros, el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, los presidentes de las bancadas de la UCR en el Congreso, Mario Negri y Angel Rozas; y también el ex titular del radicalismo Ernesto Sanz.

"No se puede entender cómo 8 mil millones de pesos se pueden haber firmado como una especie de dádiva para que el empresario se compre activos", enfatizó Michetti en una entrevista con esta agencia.

Por otro lado, la vicepresidenta se refirió a la denuncia conocida como "la ruta del dinero K" y el video difundido de la financiera SGI en donde el hijo del empresario Lázaro Báez, Martín Báez; su ex contador, Daniel Pérez Gadín y su hijo, entre otros, aparecen contando importantes sumas de dinero.

"La sensación que tengo es la que tienen todos los ciudadanos, impotencia, bronca, náuseas, no se puede pensar que ahí había una actividad lícita; era plena época de cepo, había dólares hasta por las paredes; debería ser el símbolo del final de una época", afirmó.

Además, reclamó que "cada uno de estos casos tienen que estar acompañados de un proceso judicial que llegue a un buen término, que llegue al procesamiento, a la condena, y que tengamos la convicción de que en la Argentina si sos corrupto terminás en la cárcel".

En este sentido, Michetti cuestionó a la ex presidenta Cristina Fernández al considerar que "había un Poder Ejecutivo que no ponía sobre la mesa todos los instrumentos para que las denuncias vayan adelante", y aseguró que el gobierno actual pondrá "lo que hay que poner, pero necesitamos que los jueces que tienen las causas avancen a modo de terminar con la condena de cada uno de los funcionarios que cometieron estos hechos de corrupción o irregularidades".

A su vez, reconoció que "todos los ministerios tienen instrucción del Presidente de poner verdad", y agregó: "No tenemos ningún compromiso absolutamente con nadie, somos uno de los pocos gobiernos que llegan al poder con la posibilidad de tener las manos desatadas". 

También se hizo tiempo para acusar al kirchnerismo de hacer "un dibujo" con el número de echados tanto en la administración pública como en el sector privado. Y admitió que en el Senado fueron cesanteados "unos 2000 empleados". Argumentó que puso "justicia y equidad en donde no lo hubo" al considerar que "la planta permanente no es un premio para el que trabaja bien en planta política".

"No se puede de ninguna manera hablar de despidos masivos porque lo que hemos hecho fue sacar a la gente que no labura, no trabaja", dijo Michetti, contundente.

"Tanto (el ministro de Economía, Alfonso) Prat Gay como (el ministro del Interior, Rogelio) Frigerio dicen que este número de 100 mil despidos en el sector público y privado, que tira el kirchnerismo, es un número que no está en absoluto en base a una información real; parece un revoleo, otro dibujo", expresó la vicepresidenta.

Además, adelantó que el ministro de Producción, Francisco Cabrera realizará "un diagnóstico para ver si hay tantos despidos y ver de qué sectores son, y de qué manera podemos ayudar desde el Estado".

Al respecto se explayó sobre que "en los últimos años" el kirchnerismo "ingresó en el Estado nacional, provincial y local, alrededor de 1.500.000 personas, sin que estos Estados hayan ampliado sus facultades y servicios", y sentenció: "Se convirtió en el gran empleador de la Argentina para cubrir los últimos 4 años de 'parate' de la economía".

Y finalizó: "No hay una política de reducción del gasto público, sino de hacer foco en los casos muy groseros, en aquellas personas que no van a trabajar y de los que no hay registros en los ministerios".