Menu Big Bang! News
Política Proceso

Oyarbide presentó el trámite para jubilarse y evitar el juicio político

Había sido citado para el 5 de abril por la Comisión de Disciplina. Se lo investiga por haber suspendido un allanamiento en 2013 por un llamado telefónico del segundo de Carlos Zannini.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Fin de ciclo. Había dejado trascender que pensaba en jubilarse, pero pasó la feria judicial de verano y continuó en su cargo. Y pese a que buscó un acercamiento con el Gobierno no lo consiguió. Pero hoy se supo que el juez federal Norberto Oyarbide inició hoy los trámites para jubilarse.

No son buenos días para Oyarbide. La Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura citó al juez para el próximo 5 de abril, para que formule su descargo.

Según Infobae, Oyarbide presentó la documentación ante el Departamento de Previsión y Asistencia Social de la Dirección General de Recursos Humanos del organismo.

El papel presentado por el juez federal.

Esta movida tiene como objetivo evitar el juicio político por presunto mal desempeño de sus funciones.

La semana pasada, la Comisión había aprobado por unanimidad, con la ausencia del diputado del Frente para la Victoria (FPV) Héctor Recalde, la citación a Oyarbide.

Es por haber suspendido en 2013 un allanamiento a una financiera tras recibir el llamado telefónico de Carlos Luizzi, segundo de Carlos Zannini en la Secretaría de Legal y Técnica de Presidencia de la Nación. Ambos funcionarios pertenecían al gobierno de Cristina Fernández. 

Oyarbide fue citado por el Artículo 20 del Reglamento, lo que equivale a una declaración indagatoria, si se tratara de un proceso penal.

El magistrado federal deberá formular su descargo aunque no necesariamente tiene que concurrir ante la Comisión.
Oyarbide tiene la posibilidad de presentar un escrito de descargo y no comparecer personalmente, según establece el reglamento de la Comisión.

En caso de que haya dictamen acusatorio, el plenario del Consejo podría suspenderlo en el cargo y enviarlo en el juicio político con una mayoría calificada de dos tercios de los presentes, sobre un total de 13 consejeros.