Menu Big Bang! News
Política Campaña

Para Samid, "cada vez que habla CFK se pierden 700.000 votos"

El productor ganadero y vicepresidente del Mercado Central hizo una fuerte autocrítica. Dijo que Aníbal Fernández no era el mejor candidato del FPV. “El efecto Aníbal fue mortal”, aseguró. Y también cuestionó a la Presidenta.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El empresario ganadero y vicepresidente del Mercado Central, Alberto Samid, dijo esta mañana que cada vez que la presidenta Cristina Kirchner habla por la cadena nacional el FPV pierde 700.000 votos.

Dijo además que hubo algunos "errores muy importantes" del gobierno nacional, entre los que señaló que "nadie fue capaz de decirle" que dejara de hablar por televisión.

"Ninguno fue capaz de decirle a Cristina que en cada cadena perdemos 700.000 votos", dijo Samid y completó: "Le han tenido un temor reverencial todos esos aplaudidores. Hablan entre ellos sobre qué macana está haciendo, pero cuando termina de hablar van y la besan, por miedo de cuidar su quinta".

El empresario de la carne, cercano a Scioli, reconoció además que "el candidato" del oficialismo para la gobernación bonaerense, en referencia a Aníbal Fernández, quien resultó derrotado en esa compulsa contra la postulante de Cambiemos, María Eugenia Vidal, "no era el ideal". 

Para Samid, a Fernández "se lo ensució" con las denuncias sobre su presunta vinculación con el narcotráfico, tras lo cual "la gente creyó en eso y prendió muy fuerte", por lo que "el efecto Aníbal fue mortal" en los comicios, indicó.

En declaraciones al programa Levantado de Diez por radio Diez, planteó además que Scioli "jamás va a traicionar" al kirchnerismo porque "es el hombre más leal del mundo y va a morir con las botas puestas", tras lo cual especuló: "Se irá a su casa, a vender televisores, pero jamás va a traicionar donde estuvo".

Tras evaluar que "por ahí no le dio el tiempo" a Scioli, acusó al gobierno nacional de haber cometido "errores muy importantes" como el tratamiento de las "economías regionales", a las que el ministro de Economía, Axel Kicillof "se empeñó en destruirlas, prácticamente, porque no las mejoró", lamentó.

Por último, advirtió que "molesta" la candidatura a vicepresidente de Carlos Zannini porque "está el cuento de toda la oposición de que es el gendarme que pone Cristina" en la fórmula.