Menu Big Bang! News
Política Dura negociación

Provincia: la paritaria docente fracasó y pasó para el 12 de febrero

El primer encuentro entre el Frente Gremial Docente y el gobierno bonaerense pasó a un cuarto intermedio debido a las diferencias entre lo ofrecido y el reclamo. Mientras el Ejecutivo ofreció un 21% en tres tramos, los docentes parten de un piso de 40%.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La primera reunión entre el gobierno bonaerense y los gremios docentes para resolver la paritaria, antes del inicio del ciclo lectivo del 29 de este mes, pasó a un cuarto intermedio hasta el 12 de febrero.

El gobierno de María Eugenia Vidal se sentó a la mesa de negociaciones con un menú en el que ofreció un 21% de aumento en tres tramos lo que fue rechazado por el Frente Gremial Docente, que partió de un piso no menor al 40%.

Docentes bonaerenses esperaron en la puerta del ministerio de Economía en La Plata.

Sergio Romero, secretario general de UDA, calificó a la oferta oficial de “insuficiente” ya que está “lejísimo” de acercarse a las necesidades planteadas por los maestros. .

"Creemos que hay que revalorizar la tarea de educar y vamos a tener que seguir trabajando para llegar a un acuerdo", le aseguró el gremialista al portal Infobae.

Tras dos horas de negociaciones se decidió retomar el diálogo el próximo viernes, mientras se inicia la cuenta regresiva hacia la fecha del inicio del ciclo lectivo 2016.

Ambos sectores se sentaron a la larga mesa de negociación.

Antes del inicio del cónclave, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, se había manifestado escéptico sobre este primer encuentro y anticipaba que no iban a convalidar un techo del 25%, como se intentó plantear, según su apreciación, por las autoridades provinciales y nacionales.

 Ayer, el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, tuvo que salir a asegurar que el Gobierno "no" busca poner un techo a las paritarias, y, tras afirmar que son "libres", dijo que el objetivo es "cuidar el salario de los trabajadores". De esta forma desmintió al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien deslizó tomar como tope la inflación prevista para este año, que según el gobierno rondará entre el 20 y el 25%.

Aunque no hubo acuerdo, en el primer encuentro, se pasó a un cuarto intermedio.

Aunque la negociación con los docentes bonaerenses será vista como un caso testigo tanto para los maestros porteños como para los del resto del país, el gobierno busca que los reclamos no se desmadren y mira como modelo de acuerdo, la negociación encarada por el gremio bancario quien negoció una suma fija hasta el mes de abril para después negociar a cuenta lo ya obtenido.

Lo que viene

De todas formas las negociaciones paritarias se encuentran por estos días en medio de un debate entre gremios y gobierno. Lo que los gremios pretenden es recuperar la pérdida salarial que se dio entre noviembre y enero, y que según propias mediciones rondaría el 25%. A eso le quieren sumar lo previsto para 2016.

Ayer el jefe de gabinete, Marcos Peña, y el titular de Hacienda y Finanzas, Prat Gay, se refirieron al tema.

También ayer se conoció el índice de inflación de la Ciudad de Buenos Aires, en los últimos tres meses, y que ronda un 4,6%. De anualizar esa cifra se llegaría a una cifra de 55%, difícil de alcanzar en las paritarias que ya están en marcha.

En medio de las opiniones, lo que el gobierno busca, de máxima, es lograr acuerdos semestrales que no se vayan de madre en cuanto a los porcentajes. Apuestan a que en el segundo semestre del año, la inflación retrocederá y de esa forma ganar tiempo. A esta idea, ayer, el líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, no le habría puesto reparos “siempre que el salario mantenga su poder adquisitivo”, advirtió.

Ayer el Presidente dialogó a solas con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

En los próximos días el gobierno nacional tiene previsto comenzar una ronda de reuniones con los distintos sectores involucrados, empresarios y gremios, pero por separado, para intentar que todas las partes resignen algo y de esa forma salir triunfantes de una negociación que se avecina compleja.