Menu Big Bang! News
Política PASO DEL FPV

Quiénes son los tres peronistas que quieren gobernar la provincia

Aníbal Fernández, Julián Domínguez y Fernando Espinoza compiten por el voto del distrito más importante del país. Similitudes y diferencias de tres “soldados” del cristinismo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Frente para la Victoria definió a sus tres candidatos a gobernador de la provincia con mayor peso electoral del país. Son Aníbal Fernández (Quilmes, 1957), Julián Domínguez (Chacabuco, 1963) y Fernando Espinoza (Villa Luzuriaga, 1968). Aquí un perfil de los tres “mosqueteros K” bonaerenses. 

EL ESCUDERO

El más, conocido, Fernández, ocupa la Jefatura de Gabinete desde febrero de 2015. Emblema de los tres gobiernos kirchneristas, desde 2003 pasó por todos los puestos estratégicos de la gestión. Fue diputado, ministro del Interior, de Justicia, secretario general de la Presidencia y senador.

Antes de emerger como uno de los principales escuderos del Gobierno Nacional, este abogado y contador fue asesor de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, de los concejos deliberantes de Quilmes y Florencio Varela, intendente de Quilmes, convencional constituyente y senador provincial.

Además dirigió la cartera de Trabajo durante la gobernación de Carlos Ruckauf, y la secretaría general de la Presidencia y el ministerio de la Producción en la presidencia de Eduardo Duhalde. Hombre multifacético, también fue presidente de la Confederación Argentina de Hockey Sobre Césped y de Quilmes.

En el verde césped. Fernández se mueve entre el fútbol y el hockey.

Rápido de reflejos y de discurso, también se destaca por frases picantes, como: “Carrió no tiene los patitos en fila” o “A Macri no le gusta trabajar, es como la revista El Gráfico: aparece los lunes y el miércoles ya está agotado”.

EL PRODUCTIVISTA

También abogado, Julián Domínguez preside la Cámara de Diputados. Construyó su carrera política con la producción como leit motiv. Entre 2009 y 2011 fue ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, tras lo cual fue primer candidato a diputado por el FPV. También fue viceministro de Defensa y vicejefe de Gabinete (2003), y ministro de Obras y Servicios Públicos bonaerense (1999- 2002). De 1995 a 1999 fue intendente de su ciudad, Chacabuco. En esa década había sido funcionario del ministerio del Interior.

Habemus foto. Domínguez consiguió una de las imágenes más buscadas, con Francisco.

Hace dos semanas, había polemizado con Fernández, al compararse mediante una analogía automovilística: “Él para responder es un Fórmula Uno y yo soy un Ford Falcon. Pero el Falcon va por tierra, en ruta y no te deja nunca. Lo arreglás con alambre y sale”.

EL MATANCERO

Fernando Espinoza es el presidente del Partido Justicialista bonaerense y desde hace una década gobierna La Matanza, que con 1,7 millones de habitantes es el partido más extenso del Conurbano y el más poblado de toda la provincia. Formado en la Juventud Peronista, fue concejal del Partido Justicialista, presidente del bloque en el Concejo e intendente, desde que Alberto Balestrini (de quien había sido chofer) empezó a presidir la Cámara de Diputados.

Aunque la oposición lo acusa de deficiencias de gestión en salud y vivienda, la población cubierta por agua de red aumentó 21 puntos entre 2001 y 2010.

Fanático de San Lorenzo, también es vicepresidente de fútbol juvenil del club. Un cargo “testimonial”, pero con acceso a Marcelo Tinelli, Matías Lammens y al ídolo “Pipi” Romagnoli.

Entre la carrera política y sus particularidades personales, los candidatos esperan superar las PASO para llegar a la gobernación, quizá el trampolín más importante para cualquier político argentino. Ahí está Daniel Scioli para preguntarle.