Menu Big Bang! News
Política Conflicto y elecciones

Refuerzan la custodia de la Presidenta y de Máximo Kirchner

Gendarmería y Prefectura arribaron a Santa Cruz por el fuerte conflicto. Los trabajadores municipales llevan 130 días de huelga y el intendente renunció. Antes de las elecciones se intensifica la seguridad para la presidenta y su hijo, candidato a diputado por el FPV. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Si bien no trascendieron detalles oficiales sobre el operativo de seguridad que sigue de cerca a la familia presidencial, se sabe que fue reforzado ayer ante los incidentes con los municipales en Río Gallegos, que llevan 130 días de huelga y que motivaron la renuncia del intendente kirchnerista, Raúl Cantín, según publica el diario La Nación. 

Los trabajadores municipales (SOEM) llevan 130 días de huelga y ayer intensificaron protestas. 

Además de la custodia habitual que tienen los domicilios de la presidenta, Cristina Kirchner, y de su hijo Máximo Kirchner -candidato a diputado por Santa Cruz por el FPV- se pudo ver mayor cantidad de efectivos para preservarlos de cualquier manifestación o incidente que pueda producirse. Tanto el Barrio Jardín como el Barrio APAP, donde viven, se vio con mayor cantidad de gendarmes. 

Barrio Jardín y Barrio APAP, donde viven la Presidenta y su hijo, se vieron con mayor presencia policial. 


Máximo Kirchner suele tener dos camionetas para su custodia personal, a las que se incorporaron dos camionetas de Gendamería Nacional y Prefectura, más un patrullero de la policía de Santa Cruz. En la casa de la Presidenta se mantiene desde hace años un trailer para alojar al personal de seguridad mientras ella no se encuentra. Corresponde a Gendarmería y está enfrente de su chalet, a 25 metros del portón de entrada. Ayer, al trailer se le agregaron un patrullero y una camioneta de la Gendarmería Nacional. A ellos, se le suma la habitual custodia presidencial.

La casa de la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, tendrá más custodia por las protestas. 

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, voló hacia Santa Cruz para disponer estas medidas de seguridad ante la escalada en el conflicto con los trabajadores municipales, que reclaman un incremento paritario.